Público
Público

El Gobierno de EE.UU. celebra el asesinato de uno de los líderes de Hizbulá

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos celebró hoy el asesinato de Emad Mughaniya, uno de los principales líderes del movimiento chií libanés Hizbulá, asesinado anoche en un atentado con coche-bomba en Damasco (Siria), que su grupo atribuyó a Israel.

"El mundo es un lugar mejor sin él. Era un asesino a sangre fría, de masas y un terrorista responsable de la pérdida de innumerables vidas inocentes", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, en su conferencia de prensa diaria habitual.

"De alguna manera u otra ha sido llevado ante la justicia", dijo el funcionario, quien indicó desconocer quién está detrás del asesinato de Mughaniya, que se encontraba en la lista de los más buscados por Estados Unidos.

"Era responsable de innumerables muertes de muchas personas de distintos países", afirmó McCormack, quien agregó que un repaso "de la lista de nacionalidades afectadas por sus actos terroristas sigue, sigue y sigue....".

El asesinato de este dirigente de Hizbulá se produce un día antes de que se cumpla el tercer aniversario por el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri y cuando el Líbano está en máxima alerta.

El Gobierno de Israel negó hoy haber participado en el atentado contra Mughaniya, y señaló que "está investigando los informes de Líbano y Siria referentes a la muerte del dirigente de Hizbulá", de la cual supo "los detalles en la prensa hace tan sólo unas horas".

En tanto, las autoridades de Siria mantienen silencio sobre el ataque perpetrado en su propio suelo.