Público
Público

El Gobierno griego, en la cuerda floja

El primer ministro griego convocó un gabinete de emergencia después de que otras dos diputadas le retiraran su apoyo de cara a la moción de censura de mañana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los rumores sobre una posible dimisión del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, son cada vez potentes después de que esta mañana las diputadas Elena Panariti y Eva Kaili anunciaran que no le apoyarían en la moción de confianza a la que se enfrenta mañana.

La decisión, similar a la que ya tomara el martes  la exministra Milena Apostolaki, deja al Gobierno sin la mayoría en el Parlamento.

En estos momentos, el mandatario está reunido con su gabinete analizando la situación que se ha desatado después de que anunciara la convocatoria de un referéndum para que los griegos se pronunciaran sobre el plan de rescate económico de Bruselas.

Después de esta reunión, estaba previsto que Papandreu fuera a ver al presidente Karolos Papoulios y éste es uno de los motivos que hacen pensar que el Gobierno caerá esta misma tarde. Sin embargo, pasadas las 14.30 horas, el despacho del presidente dijo que no tenía programada ninguna reunión con Papandreu 'por ahora'.

La BBC, citando fuentes gubernamentales, asegura igualmente que Papandreu va a dimitir y que su sustituto será Lucas Papademos, ex Gobernador del Banco Central de Grecia. Varios portavoces de presidencia, sin embargo, han insistido a lo largo de toda la mañana de que Papandreu 'ni ha dimitido ni va a dimitir'.

Según la agencia Reuters, un total de 30 diputados, tanto de la oposición como del propio Ejecutivo, han firmado esta mañana una carta llamando a la creación de un Gobierno de unidad nacional. 'Creemos que es necesario establecer un Gobierno de unidad para hacer frente a los objetivos nacionales y liderar al país lo antes posible a unas elecciones', reza la misiva.

Lo mismo hizo el líder de la oposición, Antonis Samaras, hoy con un comunicado en el que pidió a Papandreu que dé paso 'a un Gobierno de transición con el mandato exclusivo de la ratificación del plan de rescate y la convocatoria de elecciones'.

La decisión de convocar el referéndum ha generado fuertes críticas dentro del Ejecutivo griego, con el ministro de Finanzas Evangelos Venizelos a la cabeza: 'En estas condiciones, un referéndum es justo lo que no necesita el país. No tendría problemas si todos los asuntos pendientes, los préstamos y el rescate estuvieran cerrados', dijo según recoge Reuters.

Y también de Bruselas, cuya principal duda es conocer si ese referéndum será enfocado para cuestionar la continuidad de Grecia en la zona euro.

De ahí que ayer el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, pidieran a Papandreu una aclaración durante la reunión preparatoria del G20 en Cannes que empezó hoy.

Merkel y Sarkozy exigieron a Papandreu aclarar el propósito real del referéndumAl mismo tiempo y a la espera de noticias, la Unión Europea decidió congelar ayer el sexto tramo del rescate con un valor de 8.000 millones de euros, algo que se antoja como una medida extraordinaria de presión ya que el Estado sólo tiene dinero para llegar a mediados del mes de diciembre.