Público
Público

El Gobierno limita la temperatura en los espacios públicos para ahorrar energía

No podrá superarse los 21 grados en invierno ni bajar de 26 grados en verano

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Los primeros pasos para aplicar la Ley de Economía Sostenible anunciada por el Gobierno comienzan a verse plasmados en decisiones concretas. Por eso el Consejo de Ministros, además de dar el visto bueno el anteproyecto de la ley,  ha aprobado este viernes un Real Decreto por el cual la temperatura en edificios y locales públicos no podrá superar los 21 grados en invierno ni bajar de los 26 en verano.

Esta normativa establece que los edificios y locales con acceso desde la calle deberán tener un sistema de cierre de puertas que impidan que éstas permanezcan abiertas permanentemente. 

La temperatura del aire en los recintos calefactados no podrá ser superior a 21 grados centígrados, mientras que en los recintos refrigerados no será inferior a 26 grados, explicó el Ministerio de Industria en un comunicado.

En ambos casos, la humedad relativa del ambiente deberá estar comprendida entre el 30 y el 70%, según Industria, que apuntó que el Real Decreto modifica determinadas instrucciones técnicas del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

El Ejecutivo piensa que con esta medida se estimularán las iniciativas institucionales y empresariales encaminadas al ahorro y a la eficiencia energética, al tiempo que incentivará la entrada en los mercados de las empresas de servicios energéticos.

La iniciativa parte de los ministerios de Industria y de Vivienda y su objetivo final es conseguir mayores ahorros energéticos en las grandes superficies y en los edificios públicos con afluencia habitual de un número elevado de personas.

Su aplicación será obligatoria en el interior de locales de uso administrativo, comercial (tiendas, supermercados, grandes almacenes o centros comerciales), cultural (teatros, cines, auditorios, centros de congresos o salas de exposiciones) o restauración (bares, restaurantes o cafeterías), así como de transporte de personas (estaciones y aeropuertos).

La normativa aprobada hoy se enmarca en el Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011, que contiene 31 medidas para un uso más racional de la energía.