Público
Público

El Gobierno no subirá la luz si no hay acuerdo sobre el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, advirtió el miércoles a las compañías eléctricas que si no alcanza a un acuerdo con ellas para solucionar el multimillonario déficit que acumula el sistema eléctrico español, no subirá la tarifa de la luz en el mes de enero.

"Si no hay acuerdo, ya he dicho que no subirá la luz (...) nada en enero. Si no hay un acuerdo con las eléctricas para poner freno a esa hipoteca, no habrá subida de la luz", dijo en una entrevista en Televisión Española.

Estas declaraciones, similares a otras realizadas esta semana, se enmarcan en las reuniones con las eléctricas que mantiene el ministro, que se ha propuesto acabar esta legislatura con el déficit de más de 15.000 millones de euros que soporta el sistema eléctrico español, para lograr una solución en la que aporten tanto el Gobierno como los consumidores y las propias compañías.

"Lo que decimos nosotros es que esa hipoteca (el déficit tarifario) se tiene que liquidar con un acuerdo entre las eléctricas, los consumidores y el presupuesto del Gobierno y eso es en lo que estamos", afirmó.

El déficit tarifario es el resultado del sistema de tarifa eléctrica, que obliga desde hace años a las compañías a vender la electricidad a un precio inferior al que costó producirla. Además, al saco del déficit han ido a parar otras millonarias partidas como las primas a las energías renovables, los derechos de emisiones de CO2 o las subvenciones a la producción extrapeninsular.

Este saldo negativo, adelantado por las eléctricas y entidades bancarias, es finalmente pagado por los consumidores, con intereses, a través de la factura de la luz.

Mientras el mercado avanza hacia una liberalización total de los precios de la electricidad, tanto las compañías como la Comisión Nacional de la Energía (CNE) han pedido al Gobierno que suba considerablemente la tarifa de la luz para lograr acabar con el déficit, una medida costosa políticamente especialmente en tiempos de crisis.

El mes pasado, la CNE propuso un aumento del 31 por ciento en la tarifa, aunque el Ejecutivo rápidamente descartó esta opción.

Pese a las propuestas del regulador, es el Gobierno quien finalmente establece las subidas trimestrales de la tarifa, que son aprobadas en el Consejo de Ministros. En octubre, decidió no subir la tarifa de la luz y debe tomar su decisión relativa a enero antes de que termine el año.

Las compañías también han insinuado que el Ejecutivo podría eliminar del déficit determinadas partidas, como las primas a renovables, que pasarían a ser financiadas con los Presupuestos Generales del Estado, o que se podría rebajar la tasa fiscal aplicable a la tarifa.