Público
Público

El Gobierno y las patronales agrarias de Argentina acuerdan la normalización de la cadena cárnica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno y las patronales agrarias de Argentina llegaron hoy a un acuerdo para normalizar la cadena de ganados y de carne, uno de los cuatro temas coyunturales más urgentes que habían incluido en su agenda de trabajo este lunes.

Después de casi cinco horas de reunión, los dirigentes del campo se comprometieron a garantizar el abastecimiento para que bajen los precios de 13 cortes de carne populares, a cambio del levantamiento a las restricciones para exportar el producto.

"Fue una reunión larga, pero en la que primó la voluntad de acordar y la decisión de llegar a un acuerdo que quedó firmado", admitió Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, una de las cuatro entidades rurales que hasta el 2 de abril realizaron una huelga comercial que duró tres semanas.

Buzzi y las cúpulas de la Sociedad Rural Argentina, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas mantuvieron la reunión con el jefe del Gabinete, Alberto Fernández, y los secretarios de Agricultura, Javier de Urquiza, y de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

"Abrir la exportación y mostrar la voluntad de proveer los 13 cortes populares permite que se puedan sostener los precios de hacienda y era importante destrabar esto", dijo Buzzi.

Explicó que "poder exportar vacas de conserva que no se consumen en el mercado interno y poder vender al exterior 550.000 toneladas -80.000 más que el año pasado- es importante".

El dirigente valoró el acuerdo, aunque recordó que aún quedan en la mesa de discusión otros tres renglones conflictivos en la relación del campo con el Gobierno: los granos, los productos lácteos y las economías regionales.

El jefe del Gabinete, por su parte, consideró que hoy se ha dado "un paso importante".

En declaraciones a un canal de televisión, Alberto Fernández dijo que "el acuerdo fue posible cuando los dirigentes agropecuarios se comprometieron a mantener precios de la carne que sean reales para los argentinos".

"Entonces el Gobierno no tiene problemas en liberar las exportaciones", subrayó antes de indicar que no ve en las cúpulas agropecuarias la voluntad de volver a "medidas salvajes" que "tantos problemas trajeron en los 21 días de huelga".

Argentina suspendió las exportaciones de carne vacuna durante varios meses en 2006, medida que excluyó a los envíos de la Cuota Hilton (cortes de calidad) para la Unión Europea (UE) y que se atenuó después con la aplicación de cupos mensuales que se iban renovando cada tanto.

A fines de marzo pasado, en medio de la huelga agropecuaria, venció el cupo de 40.000 toneladas de carne mensuales sin que fuera renovado ni anulado, lo que ha hecho que en la práctica haya una nueva veda a la exportación del producto, salvo la Cuota Hilton.

La huelga comercial del campo fue decretada por las cuatro patronales agropecuarias en rechazo al aumento de los impuestos a las exportaciones de soja y girasol.