Público
Público

El Gobierno y UGT reconocen discrepancias pero dicen estar abiertos al diálogo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez, han reconocido hoy que existen discrepancias "muy serias" entre el Ejecutivo y el sindicato, pero han asegurado que están abiertos al diálogo y al acuerdo.

Fernández de la Vega y Méndez han coincidido en los estudios de la Cadena Ser, donde han sido entrevistados para analizar la huelga general de ayer y han compartido micrófono durante unos minutos.

Méndez ha asegurado que existe una "discrepancia" muy profunda y seria con el Ejecutivo en el ámbito de la política social y económica en puntos que no son secundarios, sino "esenciales".

"Sin género de dudas estamos por la negociación y el acuerdo pero hay que saber para qué, y como consideramos que la reforma laboral es tremendamente perjudicial no la compartimos y queremos que se rectifique para que pase de tener como esencia el despido a proteger el empleo", ha añadido el secretario general de UGT.

En relación a la reforma de las pensiones, Méndez ha dicho que se tendría que recuperar el Pacto de Toledo y ha insistido en que existe un rechazo general al desplazamiento de la edad de jubilación a los 67 años.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno ha indicado que aunque haya habido una huelga general ayer y se hayan mantenido discrepancias con los sindicatos espera que la situación se vaya reconduciendo pese a que "es muy difícil".

"Me gustaría que pudiéramos sentarnos a hablar, ayer el objetivo era garantizar los derechos, hoy el objetivo es retomar el diálogo para el acuerdo" con los agentes sociales, ha afirmado la vicepresidenta.

Ha asegurado que el Gobierno va a hacer todos los esfuerzos para que ese diálogo se produzca para añadir después que seguirá trabajando en el camino que ha emprendido porque es el "adecuado".

"En democracia hay acuerdos y hay discrepancias pero lo más importante es siempre respetar las distintas posiciones y por parte del Gobierno tender la mano para buscar siempre el diálogo", ha apostillado.

De la Vega se ha referido también a la reforma de las pensiones, ha dicho que hay margen para el diálogo y ha insistido en que el Gobierno escuchará lo que se diga en el Pacto de Toledo, donde el Ejecutivo ha llevado su propuesta de elevar a 67 años la edad de jubilación.

Preguntada por si la edad fijada por el Ejecutivo es intocable, ha subrayado que el Ejecutivo va a escuchar y a dialogar y ha señalado que hay espacio para el diálogo y para el acuerdo.

Sobre la huelga, De la Vega ha afirmado que el Gobierno sabe las dificultades que están viviendo los ciudadanos y sus incertidumbres y que han enviado un "mensaje de preocupación y descontento", canalizado a través de la protesta de ayer.

Ha señalado que con carácter general el comportamiento en la huelga fue razonable, con independencia de que hubo incidentes que se fueron normalizando y a pesar de lo ocurrido en Barcelona, que no tiene "nada que ver con los convocantes".

"Con carácter general creo que se ejerció el derecho de huelga con una gran responsabilidad", ha concluido la vicepresidenta, para quien no es el momento de poner sobre la mesa una reforma de la Ley electoral.