Publicado: 02.06.2009 15:07 |Actualizado: 02.06.2009 15:07

El Govern dará un certificado de conocimiento de catalán a los inmigrantes

También se evaluará su conocimiento sobre mercado laboral y realidad social catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Govern catalán expedirá un certificado que acreditará que los inmigrantes han adquirido los conocimientos básicos de catalán, sobre el mercado laboral y la realidad social catalana a través del servicio de acogida, según marca el proyecto de Ley de Acogida para inmigrantes que aprobó hoy el Ejecutivo catalán.

La consellera de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat, Carme Capdevila, explicó tras la reunión del Consell Executiu, que esta acreditación será reconocida por los agentes económicos para facilitar la inserción laboral y para demostrar su arraigo en los procesos que lo requieren, que es necesario para conseguir la nacionalidad española. El Govern también ha pedido al Gobierno central que esta acreditación tenga efecto en los procedimientos de extranjería.

La Ley se desplegará progresivamente hasta 2015, a partir de cuando todos los ayuntamietnos ofrecerán un servicio de acogida homogéneo y solucionará así la diversidad de actuaciones que hay ahora. Para acceder a él, los inmigrantes deberán acreditar su empadronamiento en un municipio catalán o un mínimo de permanencia de 90 días en Catalunya.

El servicio, gratuito y voluntario, contempla la atención personalizada de un agente de acogida -que se intentará que sea del mismo origen que el inmigrante-, formación en catalán, mercado laboral y sobre la sociedad catalana.

La ley, igual que el Pacto Nacional por la Inmigración, contempla que la lengua de acogida es el catalán y, una vez adquiridas las competencias en esta lengua, el servicio también ofrecerá la posibilidad de aprender castellano. Hasta 2015, cuando estará completamente implementada la norma, se prevén ofrecer más de 11.700 nuevos cursos iniciales o básicos de catalán.

El servicio de primera acogida también se ofrecerá en el país de origen, según marca la normativa sobre extranjería. Además, fomenta la acogida en empresas y centros de trabajo para desarrollar sus propios programas.