Público
Público

Los grandes temen el voto de castigo

La crisis puede desgastar al PSOE y el PP vigila las fugas hacia UPyD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un año complicado para Mariano Rajoy, quizá sean las elecciones europeas lo más parecido a un balón de oxígeno que se encuentre el líder de la oposición. Convocadas para el 9 de junio de 2009, los conservadores ligan su resultado a la marcha de la economía que, durante el primer semestre, podría alcanzar su situación más crítica.

'Si el Gobierno hubiera hecho las cosas bien, en verano de 2009 debería comenzar la recuperación, pero no va a ser así', pronostica el secretario general del PP en el Congreso, José Luis Ayllón.

Así las cosas, el PSOE podría sufrir el voto de castigo o la abstención de parte de sus votantes. Los socialistas, sin embargo, no quieren especular sobre unos comicios para los que aún queda casi un año.

Será la primera ocasión en la que Rajoy y Zapatero se vuelvan a enfrentar a nivel estatal, esta vez con una posible ventaja para el conservador. Sin embargo, el líder de la oposición también tiene su gallinero algo revuelto. Los sectores más duros del PP podrían aprovechar los comicios europeos para castigar al PP.

Parte del voto descontento con el giro de Rajoy tras el congreso de junio podría refugiarse en UPyD, que sería el gran beneficiado. Con repetir los 300.000 sufragios del 9-M, ya le bastaría para lograr un eurodiputado.

La batalla legal contra la izquierda abertzaleEl PNV no piensa echarse al monteLas urnas deciden si 25 años es muchoEl PP no suelta el mordiscoEl Gobierno resiste las presionesEn busca de la estabilidad perdidaUn acuerdo pendiente de los nombresUna cita clave para el futuro de Rajoy