Público
Público

Grecia amenaza, otra vez, con salirse del euro

El Gobierno heleno reclama la firma del segundo rescate, valorado en 130.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El acuerdo de rescate debe ser firmado, de otra forma estaremos fuera de los mercados, fuera del euro y la situación será mucho peor', aseguró ayer el portavoz del Gobierno griego, Pantelis Kapsis, a la emisora Skai TV.

Este fue el desafío con el que Grecia volvió a amenazar a Europa cuando sólo quedan unas semanas para que los representantes de la troika Comisión Europea (UE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Central Europeo (BCE) vuelvan a Atenaspara diseñar el segundo plan de rescate que debería saldarse con una inyección de 130.000 millones de euros.

Grecia debe negociar con la banca un descuento del 50% en sus bonos

La declaración representa una advertencia pública con la que el Gobierno heleno estaría tratando de apuntalar el respaldo público a las fuertes medidas de austeridad y posiblemente también enviar un mensaje a sus acreedores.

Grecia corre contra el tiempo para acordar con la UE, el FMI y los titulares privados de bonos los detalles del plan de rescate antes de un importante vencimiento de bonos en marzo. El país se arriesga a una suspensión de pagos si no hay un acuerdo para esa fecha.

Hasta ahora, Atenas y sus socios de la UE habían descartado en varias ocasiones una salida del euro por las nefastas consecuencias que esto podría tener para el resto de países que comparten la moneda europea y solían evitar decir en público que ese es un escenario posible.

Según el Gobierno heleno, la vuelta al dracma sería un 'infierno'

No obstante, altos funcionarios griegos, que necesitan avanzar con reformas impopulares para cerrar el acuerdo de rescate, han advertido en los últimos días que una vuelta al dracma sería un 'infierno' y que el país debe apegarse a la austeridad para evitarlo.

Sondeos de opinión muestran que los votantes griegos quieren que el Gobierno haga lo que sea necesario para mantenerse en el euro, incluso estando en desacuerdo con las reformas de austeridad.

Consultado respecto a si el Gobierno tendrá que tomar medidas adicionales de auste-ridad para compensar las brechas fiscales del año pasado, Kapsis dijo: 'Veremos. Podría haber una necesidad de medidas extra'.

Es probable que Atenas tenga que aplicar más medidas de ajuste

Las conversaciones con banqueros respecto a un acuerdo de canje de deuda, aspecto clave del plan de rescate, también son particularmente difíciles, según explicó Kapsis. 'Los próximos tres a cuatro meses son los más cruciales y esa es la razón por la que este Gobierno existe', declaró.

Por su parte, la Comisión Europea instó ayer al Gobierno de Atenas a llegar a un acuerdo con el sector privado sobre la quita del 50% de la deuda helena que está en manos de las entidades financieras para poder concluir ese segundo plan de rescate. 'La situación respecto a Grecia es muy clara. Hay un mandato del Consejo Europeo de octubre con distintos elementos que deben cumplirse', advirtió el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly.

El acuerdo al que se refiere Bailly es el que los líderes de los países de la eurozona firmaron el pasado 27 de octubre para que la banca asuma pérdidas del 50%, equivalentes a unos 100.000 millones de euros, sobre los bonos griegos que tienen en su balance con el objetivo de reducir el nivel de deuda de Grecia al 120% del PIB de aquí a 2020 a cambio de un segundo rescate valorado en alrededor de 130.000 millones de euros.