Público
Público

Griñán: "Recaudamos más a los que más tienen, más ganan y más heredan"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha decidido que, si llega el caso, morirá con las botas puestas. Ayer esquivó en el Parlamento las balas cargadas de paro, despilfarro y corrupción que le disparó, en tono tranquilo, su adversario, el jefe de los conservadores, Javier Arenas. Griñán levantó la mano para decir que su Gobierno “no deserta” en la lucha contra la crisis, que su gabinete hace presupuestos, al contrario que ciertos compañeros de filas de Arenas, y que además los hace defendiendo el tradicional ideario socialdemócrata de su partido: educación, sanidad y servicios sociales públicos. “Tenemos el arrojo y el valor de defender en los presupuestos todos los derechos que ustedes recortan allá donde gobiernan”, le espetó Griñán a Arenas.

El debate parlamentario de ayer no permitió vislumbrar, ya con los presupuestos andaluces sobre la mesa, los planes reales de Arenas, más cerca que nunca de gobernar en Andalucía. Las cuentas crecerán por primera vez en tres años gracias a una subida de impuestos a los más ricos y a la deuda. El presidente del PP se limitó a censurar la actuación del Gobierno y a constatar el fracaso en la lucha contra el paro. Sin embargo, no dijo qué habría hecho él, por lo que se llevó el reproche de Griñán. “No hay solución mágica contra la crisis. Si la hubiera, usted se la habría dicho ya a sus compañeros de partido. El paro en Valencia y Madrid ha aumentado más que aquí”.

Arenas trató de desacreditar las cuentas previstas por la Junta, un arma con la que el PSOE pretende darle duro al PP al confrontar los recortes en Castilla La Mancha y otras CCAA gobernadas por los conservadores con el mantenimiento en Andalucía del gasto en Educación y Sanidad.

Cuentas falsas

“La mentira provoca siempre desconfianza. Una cosa es ser optimista y otra un perfecto irresponsable”. Arenas afirmó que la Junta incluyó en los últimos cuatro presupuestos andaluces unas previsiones de crecimiento que nunca se han cumplido. “No se puede entender que crezca el presupuesto para 2012 y, sin embargo, refleje un crecimiento de la economía inferior al de las cuentas de este año”, manifestó Arenas. “Son unas cuentas falsas, que congelan el salario de los empleados públicos y que se van a tener que modificar”, apostilló Arenas.

El presidente del PP criticó también que la Junta continúe aumentando la deuda, que, según sus datos, ha pasado de 8.000 millones a 22.000 en cuatro años. “Esto significa más paro y más impuestos”. Y, cuando parecía que el caso de los ERE fraudulentos quedaría fuera del debate por primera vez en meses, Arenas lo trajo a colación. “Y, mientras tanto, el dinero de los parados para intrusos, para ayuntamientos amigos, para pagar campañas de publicidad. Al final van a acudir a Islero, el toro que mató a Manolete, para encontrar responsabilidades políticas”, afirmó.

Grandes fortunas

“¿Me quiere explicar cómo aumenta el paro por subir los impuestos a quien gana más de 80.000 euros?”, le replicó Griñán. “Vamos a subir la presión fiscal, pero lo importante es a quién. Nosotros –prosiguió el presidente– para atraer recursos, recaudamos más a los que más ganan, más tienen y más heredan. Díganos ¿Va a bajar los impuestos a las rentas superiores a 80.000 euros?”. Arenas no se pronunció sobre este extremo.

Para replicar a las críticas de Arenas por el endeudamiento, Griñán sacó un espejo: “En tiempos de crecimiento, ustedes se endeudaban, mientras la Junta acumulaba 3.456 millones de superávit. Tenemos una deuda de 1.600 euros por andaluz. En Valencia, es de 3.000 euros”. Griñán cerró con una andanada contra los mandamases europeos y las agencias de calificación: “Dejémonos de recortes, recortes y recortes y de reformas laborales. Solucionemos el problema financiero. Mientras no haya liquidez, esta crisis no se solucionará. Esto es como el borracho que pierde las llaves en la oscuridad y se va a la farola porque hay luz. Estamos donde hay luz. Nos estamos equivocando”.