Público
Público

Un grupo islamista se atribuye el atentado contra un tren ruso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo integrista islámico se atribuyó el miércoles la responsabilidad por el atentado que provocó el descarrilamiento de un tren ruso causando la muerte de 26 personas y prometió llevar a cabo más "actos de sabotaje", según una carta colgada en una página web rebelde.

El atentado del viernes pasado contra el Nevsky Express, que cubría la línea entre Moscú y San Petersburgo, fue el peor en Rusia y fuera del Cáucaso norte desde hace cinco años y aumenta el temor a una nueva oleada de ataques en las principales ciudades rusas.

"Esta operación fue planificada y llevada a cabo (...) siguiendo las órdenes del Emir del Emirato del Cáucaso Doku Umarov", dijo la web KavkazCenter.com, citando una carta que dijo que recibió de los islamistas.

Umarov es el guerrillero más buscado de Rusia y dirige una insurgencia yihadista que pretende liberar el Cáucaso norte, una zona de mayoría musulmana, del mandato de Moscú.

Una segunda bomba, de menor potencia, explotó el sábado hiriendo al principal investigador ruso cuando acudió al lugar de los hechos. El comité investigador dijo que su jefe, Alexander Bastrykin, fue hospitalizado como consecuencia del atentado, pero no hizo comentarios sobre su estado.

La carta añadió que el atentado forma parte de una campaña de sabotaje contra objetivos económicos.

"Estos actos de sabotaje seguirán mientras aquellos que ocupan el Cáucaso no cesen su política de asesinar a musulmanes corrientes", dijo.

La página KavkazCenter ha publicado reivindicaciones de anteriores atentados que posteriormente responsables de seguridad han puesto en duda. En agosto, unos rebeldes la utilizaron para reivindicar un desastre en una presa en Siberia en el que murieron 70 personas, pero las autoridades insistieron en que lo ocurrido fue un fallo técnico.

Grigory Shvedov, redactor jefe del portal de noticias www.caucasianknot.info, que sigue la violencia en el Cáucaso norte, dijo que esta reivindicación sugiere que los islamistas llevaron a cabo el atentado, pero no lo prueba.

"Ni siquiera podemos estar seguros en un 90 por ciento de que esta reivindicación nos esté dando la comprensión correcta de lo que ocurrió", afirmó.

La teoría de que los islamistas fueron los autores del atentado ha ganado fuerza en los últimos días. El inspector Bastrykin dijo al diario estatal Rossyskaya Gazeta que llevaba su marca. La explosión posterior "es una táctica utilizada por terroristas en el norte del Cáucaso", afirmó. El miércoles su portavoz no quiso hacer comentarios sobre la reivindicación.

La agencia de noticias Interfax citó el miércoles a una fuente que dijo que la policía estaba buscando a cuatro personas de la región del Cáucaso que fueron vistos en un pueblo cercano antes del ataque.

Rusia afronta una insurgencia islamista de baja intensidad en las repúblicas del Cáucaso norte de Ingusetia y Daguestán desde hace más de una década, tras dos guerras en Chechenia para acabar con un movimiento separatista.