Público
Público

La Guardia Civil celebra sus primeras elecciones con dos cabeza de lista expedientados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 70.000 guardias civiles están llamados hoy a las urnas para elegir a sus representantes en el Consejo de la Guardia Civil en las primeras elecciones en la historia del Cuerpo, marcadas por los expedientes disciplinarios abiertos a dos de los cabeza de lista en estos comicios.

En los últimos días, la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil ha comunicado la apertura de seis expedientes por falta muy grave a cuatro dirigentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y a otros dos de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC) por acudir a la manifestación de policías del pasado 18 de octubre en Madrid.

Los expedientes afectan entre otros, al secretario general de AUGC, Alberto Moya, y al presidente de UniónGC, Miguel Ángel Lezcano, y pueden acarrear la separación del servicio e incluso la expulsión de la Guardia Civil.

Las asociaciones profesionales han denunciado la "estrategia de acoso" al movimiento asociativo por parte de los sectores "más rancios" y "autoritarios" de la Guardia Civil que, en su opinión, tratan de "coaccionar" el derecho al voto en las elecciones de hoy.

En estos comicios se elegirán quince vocales del Consejo de la Guardia Civil, de los que once serán escogidos por los cabos y guardias, y otros dos por los miembros de la escala de suboficiales, mientras que las escalas de oficiales y oficiales superiores designarán un vocal cada una.

Estos quince agentes formarán este primer Consejo junto a representantes de la Administración, que serán nombrados por los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Defensa, Carme Chacón.

El objetivo del nuevo órgano, que sustituirá desde su constitución al actual Consejo Asesor de Personal, será mejorar las condiciones profesionales de los guardias civiles y el funcionamiento de la propia institución.

La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ha instalado 400 puntos de votación electrónica en toda España al que podrán acudir a depositar su voto los cerca de 70.000 guardias civiles desde las 08.00 de la mañana hasta las 10.00 de la noche.

Con el fin de compatibilizar los servicios que realizan los guardias civiles y su derecho al voto, los agentes podrán ejercitar este derecho con anterioridad o posterioridad a la realización del servicio asignado.

En el caso de que la prestación del servicio abarque la totalidad del horario de votación, los mandos de cada unidad habilitarán los relevos necesarios para que todos los guardias civiles que lo deseen puedan ejercer su derecho.

Además, las unidades donde se hallen los "colegios electorales" puntos de votación, reforzarán los medios humanos y técnicos para resolver cualquier incidencia informática relacionada con la votación.

Los representantes de las asociaciones profesionales o de las agrupaciones de electores que hayan presentado candidaturas podrán estar presentes durante el desarrollo del proceso electoral.

Los delegados de las diferentes candidaturas estarán exentos de la prestación del servicio hasta las 14.00 horas del viernes.

Las asociaciones han hecho un llamamiento a los agentes para que acudan a votar en estas elecciones, que serán electrónicas, pero ya de antemano, según AUGC, se están encontrando con algunos "impedimentos".

Entre ellos, según esta asociación, que los puntos de votación se han reducido al diez por ciento de acuartelamientos y que casi diez mil agentes tienen caducados los soportes electrónicos -las tarjetas profesionales- necesarios para votar, por lo que no podrán ejercer este derecho.