Público
Público

La Guardia Civil se incauta de 100 kilos de cocaína en el Puerto de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Guardia Civil del Equipo de Policía Judicial del Aeropuerto de Madrid-Barajas se han incautado en el Puerto de Valencia de algo más de cine kilos de cocaína que se encontraban escondidos en un contenedor de carga, han informado hoy fuentes policiales.

Las investigaciones comenzaron cuando, a mediados de noviembre, la Policía Nacional Peruana alertó a los agentes españoles de la posibilidad de que se hubiera ocultado droga en un contenedor de un barco que había zarpado del puerto de El Callao.

Los agentes españoles comenzaron el seguimiento del barco, que unos días después hizo escala en el puerto colombiano de Cartagena para emprender luego rumbo a Valencia.

El contenedor en el que había sido introducida la droga transportaba maíz blanco con destino a una empresa valenciana de frutos secos.

Los agentes sospecharon que se trataba de una modalidad de tráfico de droga denominada de "gancho perdido", en la que se utilizan contenedores fletados por empresas conocidas para transportar sus mercancías legales, en los que cargan la droga sin conocimiento de sus dueños.

La droga se introduce en bolsas de deporte o mochilas tras romper los precintos del contenedor, que son sustituidos por otros falsificados, similares a los originales.

En esas bolsas también se incluye otro juego de precintos falsos para que los encargados de sacar la droga del contenedor puedan reponerlos sin que se note que ha sido abierto.

Los agentes de la Policía Judicial del Aeropuerto de Barajas obtuvieron de la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional el mandamiento judicial que les autorizaba a la entrega controlada de la carga del contenedor.

En el Puerto de Valencia, la Guardia Civil esperó durante varios días a que alguien recogiese la carga pero, al no acudir nadie, el pasado 1 de diciembre abrieron el contenedor y comprobaron que los precintos habían sido manipulados.

En el interior del contenedor se encontraron 4 bolsas de deporte, que contenían cada una 25 paquetes de cocaína, con un peso total de algo más de 100 kilogramos de droga.