Público
Público

La "guerra de las camisetas" llega al Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 18 sep (EFE).- El debate de dos propuestas de ERC y CiU sobre las selecciones deportivas convirtió hoy el pleno del Congreso en escenario de una pintoresca "guerra de las camisetas", con los nacionalistas a un lado, exhibiendo los colores de sus respectivas selecciones autonómicas, y el diputado del PP Francisco Antonio González al otro, al frente de los colores de la selección española.

Josep Maldonado, de CiU, fue el primero en sacar la camiseta azul de la selección catalana cuando cerraba su discurso, al asegurar que muchos niños catalanes tienen colgada en su habitación una prenda similar que sueñan lucir algún día.

"Esta camiseta lleva impreso el nombre de Cataluña y la señera catalana, ayudennos a que muy pronto la señera y el nombre de Cataluña puedan ir por todo el mundo compitiendo con dignidad con serenidad, pero eso sí, con mucho patriotismo", proclamó al terminar su intervención.

El diputado del PNV Aitor Esteban fue el siguiente en "sudar la camiseta" parlamentaria.

También al final de su alocución, remató sus exposición haciendo notar que el asunto de las selecciones es una cuestión "de sentimientos".

"Yo también quiero dejarles claro cuál es la camiseta a la que el sentimiento de mi grupo va unido, a esta camiseta y a estos colores es a lo único que nuestro sentimiento va unido, la que nos emociona", manifestó mientras mostraba la prenda deportiva verde, con el escudo de Euskadi en su centro.

Luego le tocó el turno a Francisco Antonio González, diputado por Ceuta del PP, que tampoco se arredró en materia de camisetas.

Igual que sus antecesores, fue desgranando conceptos hasta que agarró con las dos manos la camiseta de la selección española de fútbol, con el número 9 detrás, y la enseñó bien alta al hemiciclo.

Así, explicó: "Tanto en Cataluña como en Euskadi hay personas que piensan distinto al nacionalismo y que se sienten orgullosos de llevar esta camiseta, que es la única que nos representa a todos, a todos", organizándose un pequeño tumulto.

"Los que se autoexcluyan es su problema, la autoexclusión es un problema de quienes lo hacen", prosiguió mientras Maldonado le replicaba sacando a su vez la camiseta catalana desde su escaño.

Aitor Esteban hizo lo propio con la vasca, y también se vio la azul y blanca de Galicia, a lo que el diputado del PP reiteró: "Yo no me siento ofendido por esa camiseta, todo lo contrario, también me siento representado por aquélla, por aquélla y por aquélla, esa es la diferencia".

Presidía la sesión la vicepresidenta de la Cámara, Carmen Calvo, quien logró poner orden y acabar con la batalla de colores.

No obstante, después de la votación, que ERC y CIU perdieron por amplísima mayoría, los nacionalistas volvieron a la carga con sus camisetas y anunciaron a la prensa que querían una "foto de familia" en la escalinata del Congreso, todos bien equipados.

Allí se pusieron y así les retrataron, sonrientes, sujetando sus colores favoritos y con una bufanda en catalán al frente que decía: "Una Nació, una Selecció".