Público
Público

Guindos asegura que el IVA no subirá en 2013

El ministro de Economía reconoce que el Gobierno ha aplicado "una medicina amarga y de una forma dolorosa" para afrontar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno sigue resistiéndose como gato panza arriba al rescate. Este miércoles fue el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, quien volvió a negar con rotundidad que España necesite el rescate financiero, aunque no cierra la puerta a que en el futuro pudiera solicitarlo.

Y en el caso de hacerlo, Guindos quiso dejar claro que esta situación no implicaría 'un rescate a la portuguesa o a la irlandesa'.

'El interés del Gobierno es el de la economía española', señaló el ministro en una entrevista concedida a ABC Punto Radio. Precisó el ministro que 'a día de hoy se ha decidido no pedir la asistencia financiera que implica la actuación del BCE', aunque dejó abierta la posibilidad de hacerlo en el futuro 'de acuerdo con lo que sea más adecuado para España'.

Guindos volvió a retorcer el lenguaje y describió el rescate como 'una intervención del BCE en los mercados de deuda para reducir los costes de financiación de España'. Según esa definición, el ministro de Economía introdujo un nuevo argumentario: recordó que 'España ya fue rescatada en 2011' —cuando gobernaba Zapatero—, porque, según él, entonces el BCE compró deuda española entre agosto y diciembre del año pasado.

No obstante, el ministro defendió que 'España no necesita un rescate, sino que se eliminen las incertidumbres sobre el euro', destacando la mejoría registrada en los mercados a raíz de los recientes acuerdos sobre Grecia, sobre la intervención del BCE y sobre el establecimiento de un supervisor único europeo de la banca en 2014.

'Se están poniendo los fundamentos y la bases de la recuperación', insiste Guindos

No fue esa la única negación rotunda de Guindos. El ministro negó también con fuerza que el Gobierno vaya a subir el IVA en 2013. Tampoco está prevista una bajada de las cotizaciones sociales para el año próximo porque 'la situación no lo permite'.

'Una subida de IVA no está en absoluto encima de la mesa [...], no hay ningún planteamiento de modificación al respecto', dijo el titular de Economía, quien reconoció que el Gobierno ha llevado a cabo alzas de impuestos en situaciones 'muy difíciles'.

Pero Guindos confía en poder revertir dichas subidas en el futuro. Se mostró convencido de que 2013 será mejor que este año y que en 2014 se volverá a crecer y a generar empleo, después de que los problemas financieros que dieron lugar a la crisis se corrijan con una 'medicina amarga y de una forma dolorosa' para los ciudadanos. Para De Guindos tanto sacrificio merece la pena: 'Se están poniendo los fundamentos y la bases de la recuperación. El ministro de economía siempre tiene que dar un mensaje positivo, estoy absolutamente convencido de que los mensajes negativos y apocalípticos no ayudan absolutamente nada'.

Por otro lado, el ministro aprovechó la entrevista para destacar que, independientemente, del objetivo de déficit establecido para España, lo principal es que los socios europeos hayan declarado que el país ha tomado todas las medidas necesarias tanto para este año como para el siguiente. Estas palabras son casi un reconocimiento de que es posible que no se cumpla el objetivo de déficit.

'Los objetivos veremos en última instancia cuáles son los que se determinan', apuntó Guindos, quien subrayó que 'lo importante es que los socios europeos han dicho que se han tomado las medidas necesarias tanto este año como para el siguiente'.

A este respecto, el ministro de Economía español hizo hincapié en que España va a realizar 'uno de los mayores ajustes entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico'.

De este modo, Guindos señaló que esta 'sustancial' reducción del déficit, a pesar de que la deuda pública vaya a incrementarse, hace que los que prestan el dinero a España tengan confianza.

Por último, Guindos desatcó la coordinación existente con el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, con quien ha asegurado que mantiene una buena relación personal y planteamientos comunes. 'Funcionamos absolutamente coordinados. Montoro es el reponsable de la política fiscal, la misma que defiendo yo, y soy partícipe al mil por cien de dicha política en Bruselas', afirmó.