Publicado: 10.12.2013 10:44 |Actualizado: 10.12.2013 10:44

Guindos dice que el marcaje de la UE a España hasta 2027 no tendrá nuevas condiciones

El Ecofin pide hoy al Gobierno que acelere la reforma tributaria y la mejora de eficacia de gasto público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha considerado este lunes "lógico" que el fondo de rescate (MEDE) mantenga la vigilancia sobre España hasta que devuelva el 100% del rescate bancario, hacia el año 2027, pero ha resaltado que en esta supervisión no participará el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que no habrá nuevas condiciones. "El MEDE tiene que velar por esa devolución del préstamo", ha destacado Guindos a su llegada a la reunión del Ecofin. Esta vigilancia interesa también a España, ha señalado, porque ha aportado 30.000 millones de euros a los rescates de otros países.

Guindos ha explicado que "es una supervisión que viene recogida en la legislación comunitaria y esa legislación comunitaria lo que establece es que no habrá condicionalidad. En el caso de España, por ejemplo no estará el FMI, a diferencia de lo que ocurrirá en otros países". La vigilancia europea tras el fin del rescate bancario, según el ministro de Economía, "lo que tiene que cotejar es que la evolución de España sea acorde con los principios fundamentales del buen comportamiento económico, que eso va a ser así". "Esos 40.000 millones suponen algo menos del 4% de nuestra deuda pública y España está comprometida con estos 40.000 millones y también con el resto de deuda pública emitida", ha apuntado el ministro. "El programa de asistencia bancaria de España no es en absoluto comparable desde el punto de vista del tamaño ni desde el punto de vista cualitativo con lo que son los programas completos", ha insistido.

Al ser preguntado por si España se plantea devolver el préstamo de forma anticipada, Guindos ha explicado que "aunque los costes de emisión del Tesoro se han reducido enormemente", el rescate bancario "tiene unas condiciones especialmente favorables", con una vida media de 12 años y medio y un tipo de interés del 0,5%.

La Comisión y el MEDE explicaron durante la reunión del Eurogrupo de este lunes cómo será la vigilancia de los países que salen del rescate, como Irlanda o España. Bruselas enviará dos misiones al año a estos países hasta que devuelvan el 75% del crédito, mientras que el MEDE mantendrá la supervisión hasta que se reembolse la totalidad de la ayuda (el año 2027, en el caso de España) con un mecanismo de alerta temprana para verificar antes de cada vencimiento si hay recursos suficientes y se ha presupuestado el pago.

Además, los ministros de Economía de la UE pedirán este martes a España que acelere la reforma tributaria y la evaluación de las principales partidas de gasto público con el fin de mejorar su eficiencia y que complete y aplique cuanto antes el resto de reformas pendientes. La solicitud del Ecofin se suma a las demandas que hizo el Eurogrupo a España el pasado 22 de noviembre sobre los presupuestos de 2014. Los ministros reclamaron entonces al Gobierno de Rajoy reformas que generen un ahorro permanente de 2.500 millones de euros anuales desde el año que viene, así como una "segunda ronda" de la reforma laboral .

El plan de reformas emprendido por el Gobierno de Mariano Rajoy en respuesta a las recomendaciones de la UE "incluye un conjunto de reformas estructurales y fiscales en términos generales adecuado, que respaldará una corrección eficaz y duradera del déficit excesivo", según el dictamen que aprobará el Ecofin. En particular, los Veintiocho elogian las reformas de las pensiones, que considera "significativas". "La regulación propuestas del factor de sostenibilidad y la nueva fórmula de indexación de las pensiones -junto con la reforma de la jubilación anticipada adoptada en marzo de 2013, son pasos importantes para mejorar la sostenibilidad de las finanzas públicas y contener el creciente gasto en pensiones", apunta el dictamen, que también celebra la ley de desindexación.

No obstante, el Ecofin lamenta que algunas de las recomendaciones de la UE "hasta ahora sólo están parcialmente respaldadas por medidas concretas". "Es el caso, por ejemplo de la revisión sistemática de las grandes partidas de gasto para mejorar la eficacia del gasto público", avisa la evaluación de los ministros. Por lo que se refiere a la reforma del sistema tributario, el Gobierno español se limita a remitirse a las conclusiones del grupo de expertos que se presentarán en febrero de 2014.

Por lo que se refiere a la reforma laboral, los Veintiocho echan en falta "medidas para reforzarla todavía más". "Dicho esto, la reforma parece haber fomentado la flexibilidad interna de las empresas y la moderación salarial, limitando así la pérdida de empleo". "No obstante, no hay planes concretos para modernizar los servicios públicos de empleo, más allá de la cooperación con agencias privadas", señala el dictamen.