Publicado: 08.07.2014 10:02 |Actualizado: 08.07.2014 10:02

Guindos insiste en que la reforma fiscal del PP reducirá un 30% los impuestos sobre los salarios medios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este martes que la tarifa plana de 100 euros de cotización para los nuevos contratos indefinidos y la rebaja del IRPF incluida en la reforma tributaria reducirán un 30% la carga fiscal sobre los salarios medios de alrededor de 25.000 euros anuales, en línea con las recomendaciones de la UE. Guindos defendió estas medidas aprobadas por el Gobierno español durante la reunión del Eurogrupo celebrada este lunes. Los ministros de la eurozona declararon "prioritario" reducir la cuña fiscal, es decir, la diferencia entre el salario neto que cobra un trabajador y lo que la empresa paga por él, con el objetivo de mejorar la competitividad e impulsar la creación de empleo.

"Yo expuse el impacto de la reforma del IRPF y también el impacto de la tarifa plana de los 100 euros en los temas de la cotización a la seguridad social y di un dato: que para el sueldo medio español, que está aproximadamente cerca de 25.000 euros, estas dos reformas suponen una reducción del 30% de la cuña fiscal", ha explicado el ministro de Economía a su llegada al Ecofin. A su juicio, esta reducción de la carga fiscal sobre el trabajo "es un avance importante a efectos de eliminar una de las dificultades fundamentales que existen en el mercado laboral español, especialmente para los trabajadores de renta reducida y de renta media".

Guindos ha asegurado que durante la reunión del Eurogrupo "no hubo ninguna reacción especial" a sus explicaciones ni por parte del Ejecutivo comunitario —que ha criticado la reforma tributaria por considerar que pone en riesgo los objetivos de déficit— ni tampoco del resto de sus colegas.

También los ministros de Italia y Holanda expusieron sus actuaciones en materia de reducción de la presión fiscal sobre el trabajo, que "van en una dirección parecida a la española". El Eurogrupo acordó, según ha explicado Guindos, que "esta reducción de la cuña fiscal tiene que ser absolutamente compatible con los objetivos de reducción del déficit público". De hecho, los ministros pactaron que debe compensarse con un recorte de gastos o con la subida de los impuestos indirectos, sobre la propiedad o sobre el medio ambiente. El Eurogrupo volverá a abordar la cuestión de la cuña fiscal en su reunión de septiembre en Milán, donde la Comisión presentará una guía con las mejores prácticas.

Guindos tampoco descartó que el Gobierno adelante más pagos del préstamo de 41.333 millones de euros que recibió de sus socios europeos para sanear su sistema bancario, al afirmar que "es una posibilidad". De Guindos, quien firmará este martes con el director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, la devolución adelantada de 1.300 millones de euros, consideró que el hecho de que España reembolse ahora parte del crédito "es una señal adecuada" de que "ya no existen dudas" sobre la banca y el país.

España pidió el rescate financiero porque existían "muchas dudas sobre sus bancos y además se veía que el Tesoro español no tenía la capacidad para levantar el capital que era imprescindible para sanearlos", recordó De Guindos a su llegada a la reunión del Ecofin. "Hoy la situación es completamente distinta. No existen dudas sobre los bancos españoles y por otro lado, el Tesoro español (...) se está financiando a tipos históricamente bajos y España ha cubierto prácticamente más del 70 % de sus necesidades de financiación", subrayó el ministro.

Guindos reconoce que España pidió el rescate bancario en 2012 porque "el Tesoro español no tenía la capacidad para levantar el capital que era imprescindible para sanear los bancos"

Preguntado si esa situación favorable en los mercados abre la posibilidad de devolver más tramos de manera anticipada al MEDE, De Guindos dijo que "es una cuestión que puede ocurrir en los próximos días". "La voluntad española es que, a medida que se vaya de alguna forma consolidando esta mejora, que ya es una realidad, pues lógicamente es una posibilidad que está ahí", indicó. El préstamo se otorgó con un vencimiento máximo de 15 años -hasta 2027- y un periodo de gracia de 10 años, así como a unos tipos de interés del 0,5 %.

La devolución será realizada en efectivo y ha sido posible después de la venta de un 7,5 % en Bankia. El MEDE ha calculado que España se ahorró unos 2.430 millones de euros en 2013 en el pago de intereses por los bajos tipos de interés del préstamo del MEDE, lo que equivale a un 0,2 % del PIB español y representa el 0,6 % del gasto primario total del Estado. De acuerdo con el fondo permanente de rescate de la zona euro, durante 2013 España pagó a la entidad con sede en Luxemburgo intereses por 207,6 millones de euros.


http://www.quoners.es/q/termometro-quoners-opinion-publica