Público
Público

Gumersindo Lafuente: "Preferíamos seguir siendo diferentes a sobrevivir de otra manera"

El director de 'Soitu.es', que causa baja 22 meses después de nacer,  reconoce que nació con "una estructura que respondía a otra situación económica" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando no puede ser no puede ser y además es imposible. 'Hasta la vista y gracias' es la última noticia publicada por Soitu.es, la web de información nacida a finales de diciembre de 2007, dirigida por Gumersindo Lafuente, tras su paso por Elmundo.es, y editada por Micromedios Digitales, una sociedad que contaba con el respaldo financiero del BBVA.

Soitu.es nació con una gran financiación y una apuesta original, potente y decidida por Internet. Sin embargo, 22 meses después apaga la luz y recoge los trastos y la ilusión.

Gumersindo no quiere echar balones fuera -'sí, seguro que algo habremos hecho mal'-, pero es consciente de que han tenido mala suerte: 'Nacimos en una pequeña burbuja en la que incluso los inversores rechazarían proyectos más pequeños'.

Entonces había financiación para nuevos proyectos. BBVA, como máximo accionista, creyó en un medio nuevo, distinto, sólo para Internet, con mucho trabajo de diseño y tecnología, participación de los lectores y una apuesta decidida por el contenido original, alejado de la vorágine de la última hora.

'A los tres meses la crisis se nos vino encima, y aunque intentamos adaptar nuestra estructura a los nuevos (malos) tiempos... hasta aquí hemos llegado', comenta Lafuente, quien quiere recalcar que ‘mueren' con dignidad: 'Preferimos cerrar con el proyecto en marcha que hacerlo mal y agonizar'.

Porque, según Lafuente: 'Los medios independientes lo tienen mucho más complicado, y más en este entorno, y tienen que pagar un precio para poder salir adelante '. En el caso de Soitu.es ha sido demasiado elevado.

'La estructura de Soitu.es respondía a una determinada situación económica' y sí, claro, Lafuente reconoce que ahora habría empezado de otra manera.

Ha publicado su propio epitafio, pero ‘sólo' se trata de una muerte cerebral: Soitu.es seguirá colgado en la red, con 'cierta actualización'.

Lo que desaparece es la 'actividad profesional' detrás del medio, cuyos empleados (23, que llegaron a ser 38), mañana no volverán a su puesto de trabajo.

Pero la red social (Utoi) sigue en marcha y el millón largo de lectores de Soitu.es podrán seguir visitándolo y echándolo de menos. Como dice señor_g en el comentario nº243 de la noticia del óbito: 'Una pena, un gran proyecto. No perdáis el ánimo, hay otros caminos posibles y habrá más proyectos a desarrollar'.