Público
Público

Hacienda asegura que irá «hasta el final» con las cuentas en Suiza

El banco HSBC dice que no puede confirmar que se trate de clientes suyos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las reacciones a los requerimientos que la Agencia Tributaria ha enviado a unos mil residentes en España con cerca de 3.000 cuentas en Suiza para que regularicen sus cuentas continúan.

Ante las críticas de las asociaciones de inspectores y de subinspectores de Hacienda, que denuncian 'trato de favor', el propio director de la Agencia Tributaria (AEAT), Juan Manuel López Carbajo, salió ayer al paso para negarlo tajantemente: No se trata de un trato de favor a grandes patrimonios, sino de una investigación puntera singular', aseguró López Carbajo, que añadió que este procedimiento no excluye la imposición de sanciones, ni tampoco denuncias en el caso de que haya pruebas suficientes por delito fiscal.

El responsable de la Administración fiscal señaló que si estos contribuyentes no consiguen justificar la regularización de patrimonios, irán 'hasta el final, No hay duda de que se va a llegar hasta el final en los casos en los que no esté justificada la regularización de esos patrimonios o las rentabilidades correspondientes'.

La Agencia Tributaria no descarta denuncias por delito fiscal

La AEAT ha dado de plazo hasta el 30 de junio para que estos contribuyentes regularicen su situación.

López Carbajo precisó que si bien puede haber 'miles de personas' afectadas por la investigación, las situaciones pueden ser muy diferentes.

'Habrá contribuyentes que igual piensan que su irregularidad es pequeña y que les interese regularizar y en paz, y habrá otros con los que igual hay dificultades para investigar hasta el fondo de la situación', dijo.

Podría haber miles de implicados, pero en situaciones diferentes

Si el jueves un portavoz del Departamento Federal de Finanzas de la Confederación Helvética confirmó a Público que Suiza no cooperará con España para repatriar dinero o sancionar a los titulares, ayer el banco HSBC, depositario supuestamente de las cuentas, afirmó que el Gobierno español no se ha puesto en contacto con la entidad y que no puede confirmar que se trate de sus clientes.

Además, el banco insistió en que las autoridades suizas no han recibido ninguna notificación de las francesas para confirmarle que han entregado a España la lista de clientes robada por un ex empleado de su filial en Suiza.

No obstante, el director de la Agencia Tributaria confirmó ayer que la información sobre las cuentas se obtuvo a través de las autoridades francesas, con las que España tiene acuerdos al respecto.