Público
Público

Hijos de divorciados sacan peores notas en matemáticas: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los niños con padresdivorciados a menudo van tienen un peor rendimiento que suscompañeros de clases de matemáticas y en lo que a relacionessociales se refiere, y son más propensos a sufrir ansiedad,estrés y a tener menos autoestima, según un nuevo estudio.

El investigador Hyun Sik Kim, de la Universidad deWinsconsin-Madison, dijo que el estudio mostraba que losefectos perjudiciales en los niños no empiezan hasta después deque los padres hayan comenzado su proceso de divorcio.

"La gente tiende a pensar que las parejas pasan porintensos conflictos matrimoniales antes del divorcio", dijoKim, estudiante de un doctorado en sociología, en uncomunicado.

"Mi teoría inicial era que los niños de divorciadosexperimentarían impactos negativos incluso antes de que elproceso formal de divorcio se iniciara. Pero mi estudio revelaque este no es el caso", declaró.

El estudio, publicado en la American Sociological Review,está basado en datos de 3.585 estudiantes, desde preescolarhasta quinto curso, a los que se examina el impacto antes,durante y después del divorcio.

Kim comparó el progreso de los niños cuyos padres estabandivorciándose con el de los chicos de familias estables.Comprobó que el desarrollo de los problemas continuaba despuésdel divorcio.

"El estudio revela que ese impacto negativo no empeora enla fase de post-divorcio, aunque tampoco hay muestras de quelos hijos de divorciados puedan ponerse al día con suscompañeros", explicó Kim.

Añadió que el estudio de las matemáticas se veíaparticularmente afectado con el impacto del divorcio.

"La lectura no es acumulativa. Pero con las matemáticas,tienes que entender las cosas para avanzar. Por ejemplo, si noentiendo que uno más uno son dos, entonces no entenderé unamultiplicación", afirmó.

Atribuyó el desarrollo del problema en los niños a variosfactores, incluyendo el estrés de vivir entre peleas, lapotencial depresión de los padres, el modo de vida inestable,que se ven forzados a dividir su tiempo entre los padres y alas dificultades económicas de la familia.

"Los niños también pueden experimentar algunos signosimportantes", dijo. "Los padres en proceso de divorcio tal vezno pueden fijar su atención en preocuparse por los hijos. Ellospueden ser propensos a discutir con los hijos y creo que esopuede influir en el desarrollo de los niños", añadió Kim.