Público
Público

Historia nacional de infamia

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El franquismo es un infierno olvidado, pero las razones de ese olvido son dispares. El olvido de algunos tiene su explicación en la estupidez, el fanatismo o la mala fe, pero el de la mayoría se explica por la ignorancia. Una ignorancia bienintencionada que a lo más que llegaría es a conceder que el franquismo fue, como mucho, un purgatorio, un purgatorio quizá moral y políticamente mugriento, pero en todo caso inevitable y, desde luego, llevadero. El rector Mariano Mota fue públicamente considerado durante 70 años un hombre docto y bondadoso. Si hasta 2008 daba nombre a un colegio sevillano fue por ignorancia, porque nadie sabía que don Mariano había sido un delator. Esa ignorancia es muy esclarecedora porque resume como pocas el sobrecogedor alcance de la ignorancia nacional de aquel infierno que tanta gente sigue recordando como un benévolo purgatorio. Tan benévolo como don Mariano.