Público
Público

Hoy se cumple un mes de búsqueda sin rastro de Ruth y José

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy se cumple un mes desde que el padre de Ruth y José, de 6 y 2 años respectivamente, denunció la desaparición de los dos hermanos en Córdoba, un tiempo en el que las labores de búsqueda y la investigación no han conseguido dar con el paradero de los menores.

Ruth y José desaparecieron, según su padre, José Bretón, la tarde del 8 de octubre en el parque Cruz Conde de la capital hasta donde se habían desplazado para disfrutar de unas horas de juego junto a otros familiares.

Antes, en la jornada del viernes, Bretón, con permiso de la madre, Ruth Ruiz, recogió a sus hijos en Huelva, donde residen y se trasladó a Córdoba con ellos.

Según la familia paterna, los dos niños pasaron la noche del viernes junto a sus abuelos en la casa de éstos, en el barrio de la Viñuela, y al siguiente día fueron recogidos por su padre.

Bretón se trasladó con sus hijos a la finca de Las Quemadillas, propiedad de los abuelos paternos, donde al parecer almorzaron y prendió una hoguera para quemar recuerdos de su mujer, de la que estaba en trámites de separación.

Posteriormente, siempre según su versión, fueron al parque Cruz Conde, donde habían quedado con su hermana y sus hijos aunque, cuando ellos llegaron, Bretón ya había perdido a los niños.

A las 18.40 horas, el padre denunció la desaparición y aseguró que los perdió de vista cuando se acercó "un momento" al coche, si bien esta versión la cambió luego diciendo que los extravió mientras estaba sentado en el parque.

A partir de ahí, comienza una intensa búsqueda con el reparto de carteles de los niños y la investigación echa a andar, sin que la Policía descarte ninguna hipótesis.

La madre se desplazó a Córdoba y además interpuso una denuncia por "vejaciones y presiones" contra su marido.

El 10 de octubre comenzaron los registros en la finca de Las Quemadillas en presencia del padre, en calidad de denunciante.

En las jornadas posteriores, se sucedieron varios registros en la finca, en el río Guadalquivir e incluso en el domicilio urbano de los abuelos, sin que en ninguno de ellos se desvelase el paradero de los niños, y siempre con la colaboración del padre, que prestó declaración varias veces en comisaría.

Durante la primera semana, se reconstruyó el viaje que hizo con sus hijos desde Huelva hasta Córdoba; tres jóvenes aseguraron haber visto al padre desesperado buscando a sus hijos en el parque; la Policía científica y judicial de Madrid se desplazó a Córdoba y la madre decidió volver a Huelva.

La tercera semana de octubre fue crucial, ya que el martes 18 fue detenido el padre y la Policía apuró las 72 horas antes de pasarlo a disposición judicial para buscar nuevamente en la finca, incluso con georradares.

Sin encontrar rastro de los niños, el padre pasó a disposición del juez instructor, José Luis Rodríguez Laín, quien le tomó declaración la mañana del 21 de octubre, se reconstruyó con Bretón lo que sucedió en el parque y posteriormente se decretó el ingreso en prisión al imputarle el juez un delito "de detención ilegal cualificada de desaparición de menores" y otro de "simulación de delito".

En la última semana de octubre, el abogado del padre, José María Sánchez de Puerta, presentó un recurso de apelación para su puesta en libertad que fue desestimado por la Audiencia Provincial.

Una vez en la cárcel, Bretón ha salido de ella para presenciar dos jornadas de registros (3 y 4 de noviembre) en el interior de la vivienda de la finca, en la que se han levantado suelos y falsos techos.

Hoy se cumple un mes y todas las capitales de Andalucía, A Coruña y Madrid celebrarán concentraciones para recordar a los niños, mientras que la solidaridad internacional llegará desde Ciudad Pereira (Colombia), donde oficiarán una misa para pedir que los menores aparezcan.