Público
Público

Hugo Chávez califica el golf como "deporte burgués"

El Gobierno venezolano ha comenzado a cerrar campos porque lo considera un deporte elitista ante la indignación de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La última batalla diplomática entre Estados Unidos y Venezuela se aleja de lo estrictamente político para centrarse en el golf, deporte con el que se han provocado nuevas tensiones después de que el Gobierno lo calificara de 'burgués'.

Ninguno de los periodistas que hoy acudieron a la conferencia de prensa diaria del portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Philip J. Crowley, esperaba que el primer tema en la agenda del funcionario fuera la defensa apasionada de este deporte de origen escocés.

Crowley, por sorpresa, se ha erigido en 'embajador para el golf del Departamento de Estado', ha tachado el comentario de Chávez de 'injustificable' y ha terminado reiterando que el presidente venezolano 'es una de las figuras más divisivas del hemisferio'.

El golf se convirtió hace un mes en el tema estrella del programa semanal de Hugo Chávez, Aló Presidente. La polémica empezó cuando el mandatario interrumpió la pregunta de un espectador sobre el campo de golf de la ciudad de Maracay para calificar el deporte de 'burgués'.

Los ataques de Chávez fueron desde la tesis de que el golf está restringido a una minoría de clase alta hasta la burla de los carritos que los golfistas utilizan para desplazarse por el campo y que, según él, ilustran el carácter perezoso de la disciplina.

El presidente también criticó que una buena parte de la población de Maracay se concentre en suburbios mientras el campo de golf y el terreno que corresponde a un hotel de categoría ocupan más de 30 hectáreas.

Lo que parecía un incidente anecdótico ha acabado formando parte de la agenda política de Caracas, que en las últimas semanas ha comenzado las gestiones para cerrar tanto el campo de Maracay como el de Caraballeda, otro de los más famosos del país, informa hoy el diario The New York Times.

El portavoz del Departamento de Estado ha tratado de derribar los argumentos de Chávez con varios ejemplos, entre ellos el del argentino Ricardo González, un 'ex cadete' que en julio se adjudicó el último Masters de golf de Suecia ante un 'chico de pueblo de Kentucky'.

Mientras el Gobierno de EE.UU. defendía un deporte que cuenta con millones de aficionados en su país, el de Venezuela debatía qué hacer con los terrenos expropiados.

Según el New York Times, Chávez utilizará el antiguo campo de Maracay o bien para construir hogares para habitantes con bajos ingresos o para levantar un nuevo campus de la Universidad Bolivariana estatal, y convertirá el de Caraballeda en un parque infantil.