Público
Público

El Ibex-35 cierra con fuertes caídas por el desplome de bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jesús Aguado

El Ibex-35 del mercado español cerró el miércoles con un descenso cercano al 4 por ciento, castigado por el sector bancario, encabezado por Santander, que se desplomó un 10 por ciento tras un valoración desfavorable de UBS sobre el banco en un contexto bajista dominado por un empeoramiento de las condiciones económicas.

"El miedo a que las condiciones económicas se vean aún mas deterioradas y se prolongue en el tiempo la crisis podría contribuir a mayores incrementos de morosidad en el sistema financiero", dijo Javier Galán, gestor de fondos de Renta.

En este sentido, el vicepresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Donald Kohn, dijo el miércoles que la economía estadounidense se podría contraer durante al menos medio año.

Analistas y operadores coincidieron en señalar que el conjunto del sector bancario se vio afectado ante el temor a que alguna gran empresa automovilística pueda verse en graves problemas de supervivencia en este escenario con el consiguiente aumento del número de desempleados.

En este contexto, las acciones de General Motors se depreciaban el miércoles un 14 por ciento al crecer los temores a que el Congreso de Estados Unidos no apruebe un rescate gubernamental para el sector.

El Ibex-35 cerró con un descenso del 3,74 por ciento a 8.211,5 puntos, mientras que el índice general de la Bolsa de Madrid cedió un 3,63 por ciento a 879,35 unidades.

Santander fue el principal lastre del selectivo Ibex-35, con una caída del 9,98 por ciento, mientras que los derechos de su ampliación de capital de 7.200 millones de euros se desplomaron un 40,54 por ciento.

El castigo al banco cántabro se produce dentro de un contexto de debilidad del sector bancario en Europa, cuyo índice Dow Jones cedió un 7,43 por ciento y después de que UBS señalara que Santander figura entre los bancos expuestos a la burbuja inmobiliaria en España y fijara una recomendación de "vender" sobre el valor.

BBVA se dejaba un 5,45 por ciento a 7,46 euros. Entre la banca mediana, que el miércoles sufrió recortes de precio objetivo, también por parte de UBS, Banesto destacó con una caída del 6,56 por ciento.

Popular cedió un 3,97 por ciento y Bankinter retrocedió un 3,52 por ciento.

Entre los pesos pesados, Repsol-YPF cayó un 3,53 por ciento a 14,4 euros. La petrolera hispano-argentina fue objeto el martes de un recorte de precio objetivo por parte de HSBC a 16 euros. Este banco también señaló que los fondos que el grupo se ha comprometido a aportar en la compra de Unión Fenosa podrían retrasar algunas de sus inversiones e incluso afectar al dividendo.

Los tres únicos valores que se salvaron de los descensos fueron Iberia, Iberdrola Renovables, Abertis, con subidas del 1,8 por ciento, del 0,83 por ciento, y del 0,24 por ciento.

Al margen del selectivo, Prisa se disparó un 6,91 por ciento a 2,94 euros. El grupo de medios, expuesto a la desaceleración de la inversión publicitaria y lastrado por los costes de la compra de Sogecable, tiene pendiente la venta de su división de televisión de pago Digital +.