Público
Público

Igualar el permiso paternal

Una campaña recoge firmas para equiparar la prestación a madres y padres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"¿Cómo se vería que alguien cediera parte de su prestación por desempleo o de sus vacaciones a otra persona? Igual que a nadie se le pasa por la cabeza traspasarlos, con los permisos de paternidad y maternidad debe ocurrir lo mismo".

Carmen Castro, economista y experta en Políticas Europeas de Género y miembro de la Plataforma Por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPINA), justifica así el origen de la campaña que comienza hoy y que tiene por objetivo lograr la igualdad en los permisos para el cuidado de los hijos.

La intención de la campaña, que agrupa a más de 70 organizaciones feministas y de asociaciones de hombres por la igualdad, es abrir un debate cara a las próximas elecciones europeas del 7 de junio. "La Unión Europea acaba de aprobar el borrador de una nueva directiva que pide que los permisos de maternidad tengan un mínimo de 18 semanas [en España es de 16], pero la única referencia que hace al de paternidad es que lo deseable es que sea de cuatro semanas. Así nunca alcanzaremos la corresponsabilidad entre hombres y mujeres", explica Castro.

En España, el permiso por el cuidado de hijos está establecido en 16 semanas, seis de las cuales son obligatorias para las madres. El resto se puede repartir entre ambos progenitores. Pero en la práctica, según datos de la Seguridad Social, es que apenas un 2% de los hombres se toma ese permiso. "La principal razón es que no es un permiso específico de los padres, y a la vista están los datos recientes que dicen que un 80% de los padres ya se ha acogido al permiso de 15 días que estableció la Ley de Igualdad", prosigue Castro.

Para la experta, una de las causas de la desigualdad en el empleo entre hombres y mujeres es la falta de corresponsabilidad y la insistencia en que los permisos por el cuidado de los hijos estén vinculados a la maternidad.

De la misma opinión es Antonio García, portavoz de Hombres por la Igualdad. Por este motivo, propone que el permiso de paternidad se vaya aumentando progresivamente hasta igualar el obligatorio de las mujeres.

"Se romperían muchas desigualdades, porque las empresas tendrían que asumir que los hombres también cuidan a los niños y es probable que ninguna volviera a preguntar a una mujer si va a ser madre en un futuro cuando se enfrenta a un nuevo trabajo", concluye.

En el año 2000 Islandia aprobó una ley que equiparó los permisos de paternidad y maternidad. De una forma gradual fue aumentando la prestación de los padres hasta igualarla a la de las madres. A partir de ese año, el permiso de los padres se incrementó en un mes hasta llegar en 2003 a los tres meses que ya tenían las madres.

Ahora cada progenitor puede disfrutar de un permiso de tres meses individual, es decir, que no puede ser transferido. Además, hay otros tres meses que pueden tomarse tanto el padre como la madre.

"En Islandia la brecha salarial se está reduciendo en los últimos años", explica Carmen Castro. Si bien cree que faltan estudios concluyentes que relacionen este hecho con la igualdad en los permisos, sí apuesta por el modelo nórdico de corresponsabilidad.

Portugal es el único país de la UE que obliga a los padres a tomarse cinco días de permiso para el cuidado de los hijos.