Público
Público

El imperio de Díaz Ferrán se resquebraja

Los agujeros de más de 77 millones ahogan a sus empresas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entramado empresarial que crearon Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual en los años sesenta a partir de una empresa de autobuses se agrieta. Hasta hace pocos meses, Air Comet era, pese a las dificultades financieras, la niña bonita del presidente de CEOE y su socio. El lunes dejó de serlo y comenzó lo que puede ser el inicio del declive de un imperio turístico y de transporte, que afronta agujeros de más de 77 millones.

Estos son algunos de los problemas que acucian a las empresas, con participaciones cruzadas, de Díaz Ferrán y su socio.

La aerolínea, nacida de las cenizas de Oasis a finales de 1997, acumula una deuda de más de 100 millones de euros. Sólo a sus empleados, les debe más de siete millones. Adeuda otros 16 millones en cuotas a la Seguridad Social, cuando Díaz Ferrán, como presidente de la CEOE, ha defendido a ultranza rebajar las cotizaciones de los empresarios. 'Pero si tú no las pagas', tuvo que escuchar en una reunión de alto nivel. Un inversor holandés, Arnold Leonora, iba a comprar Air Comet por 100 millones, pero se retiró al conocer el embargo decretado por un juez británico.

Las agencias de viajes Marsans, la mal llamada matriz del grupo de Díaz Ferrán, han sido el pulmón financiero del imperio. Ha tapado agujeros de Air Comet y otras empresas con préstamos. Desde hace un año, un paquete de acciones de Marsans está empeñado para pagar un préstamo a Banesto, uno de los motivos de enfado de Caja Madrid, que ha puesto contra las cuerdas a Díaz Ferrán.

Uno de los problemas más importantes de Díaz Ferrán ha surgido con su aseguradora, Mercurio. El Ministerio de Economía abrió una investigación porque no tenía colchón de dinero suficiente para pagar las indemnizaciones comprometidas. La empresa está en vías de aportar garantías por hasta 18 millones, como avanzó Público. Finalmente, Economía no sancionará a Díaz Ferrán.

Argentina expropió a Díaz Ferrán Aerolíneas Argentinas, que Air Comet compró por un dólar. Díaz Ferrán y su socio afrontan una demanda por presunto fraude fiscal por este caso. Mientras, parece haberse cancelado el encargo de 61 Airbus por 300 millones de dólares. Aerolíneas provocó otro problema a Díaz Ferrán al cancelar contratos a su empresa Newco, de handling, que también debe más de cuatro millones a la Seguridad Social.