Público
Público

Inditex esquiva la caída del beneficio por el tirón exterior

El grupo textil, que invertirá un 36% menos, redujo sus ventas en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En 2008, el año en el que reventó la crisis, Inditex ganó 1.253 millones de euros, lo que supera por poco los 1.250 millones de un año antes. El primer grupo textil europeo, dueño de Zara, Pull And Bear y Stradivarius, entre otras marcas, sorprendió (para bien) a los analistas y evitó la primera caída del beneficio desde que publica sus cuentas (año 2000). La clave fueron las nuevas tiendas (las ventas en superficie comparable se estancaron), la gestión de los márgenes (subieron un 11%) y el negocio exterior. Sus títulos subieron ayer en bolsa un 4,75%.

En España, su primer mercado (33,9% del total), cayeron 'ligeramente' las ventas comparables. Con las nuevas tiendas, las ventas subieron un 1%, frente al 12% global.

En superficie comparable, el segundo semestre fue peor (las ventas cayeron un 0,7%) que el primero (un 1% más). El beneficio, que en 2007 subió un 25%, fue de más a menos: creció un 10% en el primer trimestre y cayó un 3,6% en el último. El consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, admitió que la firma 'no es inmune' a la crisis, pero defendió la 'fortaleza' de su modelo, basado en crecer sin deuda.

Este año, la inversión de Inditex será de 600 millones, un 36% menos. En 2008 ya cayó un 0,5% pese a que la idea inicial era elevarla un 6%. Tras el esfuerzo en el área logística del periodo 2006-08, el dinero irá a abrir más tiendas.

La empresa, que ya no cita Europa del Este como prioridad (la apuesta es Asia) quiere tener un 11% más de superficie comercial este año. Casi todo (95%), en el exterior. El grupo, que aumentó su plantilla un 12% hasta casi 90.000 empleados, congelará este año el dividendo. Amancio Ortega, su fundador, se embolsará 392 millones por su 59%. Los sueldos del consejo de administración de la empresa subieron un 14,2% el año pasado, el triple que su masa salarial.