Público
Público

El informe sobre la banca se pagará con el fondo que garantiza los ahorros

El Fondo de Garantía de Depósito, que se nutre de las aportaciones de las entidades financieras, "asumirá el coste" de la segunda prueba de estres, según De Guindos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La factura del informe realizado por la consultora Oliver Wyman sobre las necesidades de capital del sistema financiero español se pagará con el fondo que asegura los ahorros de los españoles. El ministro de Economía, Luis de Guindos, señaló este miércoles en el Congreso de los Diputados que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) 'asumirá el coste' del segundo examen de estrés.

El FGD, que tiene por objeto garantizar los depósitos (con un límite de 100.000 euros por titular) en el caso de quiebra de las entidades financieras, se nutre de las aportaciones que realizan los bancos y cajas. Actualmente, los recursos de este fondo están prácticamente agotados, después de las sucesivas operaciones de nacionalización de algunas entidades financieras, cuyo rescate se ha realizado, precisamente, con estos recursos.

El ministro no desveló el coste del informe, en el que, además de la firma Oliver Wyman, han participado las cuatro grandes auditoras (Deloitte, PwC, Ernst & Young y KPMG) y seis firmas de tasación inmobiliaria. El anterior informe sobre el sector financiero español, de junio pasado, realizado por Oliver Wyman y Roland Berger, costó unos dos millones de euros.

En su comparecencia para dar cuenta del informe de la consultora y de la última reforma financiera, el ministro sostuvo que Oliver Wyman ha realizado un ejercicio de transparencia y de rigor 'sin precedentes en ningún otro país del mundo desarrollado'. El ejercicio que se ha llevado a cabo arroja unas necesidades de capital ligeramente por debajo de los 60.000 millones de euros, 'muy lejos' de los 100.000 millones que era el máximo disponible de la línea de asistencia financiera de la que dispone España, valoró el ministro.

La principal virtud de este proceso de recapitalización y reestructuración es que 'ha despejado las dudas sobre la capacidad de nuestros bancos para que recuperen su papel como motor de la recuperación económica y la creación de empleo', enfatizó De Guindos. 'Al mismo tiempo ha demostrado que el sistema financiero español es, en su mayoría, solvente, que es una condición sine qua non para lo anterior', apuntó.