Publicado: 21.02.2014 08:00 |Actualizado: 21.02.2014 08:00

Ingenieros en el extranjero, un problema burocrático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando se aprobó el actual plan Bolonia muchos ingenieros no tenían constancia de la problemática que podrían encontrar al salir al extranjero: cinco años, el proyecto y cuando finalizan la carrera y deciden salir fuera se encuentran con que su título sólo se equipara con un grado.

Esto se debe a que las universidades, con el anterior plan, se cursaban diplomaturas de tres años y licenciaturas de cinco. Actualmente, con el plan Bolonia, las titulaciones se han quedado en cuatro años y un máster de dos. Por tanto, las titulaciones superiores del antiguo plan se encuentran sin una equivalencia real, lo que provoca que al salir de España para buscar un trabajo se encuentren sin una correcta homologación de su competencia. Por tanto, para obtener dichas competencias profesionales, el estudiante debería cursar un máster.

El titulado superior no debería pasar por este periodo estudiantil, puesto que ya ha superado el número de horas y créditos con suficiente margen para alcanzar la maestría. "En el resto de Europa perdemos toda competitividad, de hecho, España ya ha perdido varios proyectos por este motivo", manifiesta Diego Álvarez, un alumno de la Universidad de Vigo.

Cuando este alumno se dio cuenta de este problema burocrático, inició una campaña en Change.org que ya cuenta con más de 34.000 firmas. En ella insta al Gobierno a que regule la categoría de los ingenieros profesionales en el nuevo plan Bolonia. "Para solucionar esta problemática, basta que mañana se publique en el BOE un decreto en el que digan que los titulados están equiparados", asegura Diego Álvarez. 

Mientras, los profesionales que marchan a otros países siguen en riesgo de perder los proyectos a los que se presentan. Esta situación ya se ha dado en otras ocasiones, como en el Metro de Bogotá, en Colombia, donde no se reconoció los títulos superiores de unos ingenieros españoles. 

El Ministerio de Educación respondió en una carta que es "consciente del problema" y que le dará "solución" pero, como denuncia este estudiante, llevan esperando mucho tiempo sin que llegue ninguna resolución. En cambio, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto hace unas semanas donde se establecían las competencias de determinados grados como Medicina o Veterinaria, a los que se otorga el nivel de máster, siempre y cuando se tengan los 300 créditos.

Cansado de vagas respuestas, Diego Álvarez planteó al Parlamento gallego el panorama de estos titulados superiores. "Ellos no tienen competencia pero pueden instar al Gobierno y trasladarles una vez más nuestra inquietud", declara este estudiante de 23 años. La propuesta ha sido acogida y aceptada por la Cámara, que estudiará la petición.

Otra de las denuncias que se han llevado acabo ha sido por parte de la Federación de Ingenieros Industriales, que ha denunciado ante la Comisión Europea la mala homologación que está realizando España de estos titulados superiores.

A la espera de un correcto reconocimiento, miles de ingenieros —en España hay más de 200.000 colegiados— se encuentran con este problema burocrático en más de 70 países, como demuestra la diversidad de firmas recogidas por la petición.