Público
Público

"Para una inversión de 18.000 euros habrá un dividendo mensual de 100"

Presidente de Lotería y Apuestas del Estado. Prepara la salida a Bolsa de la entidad para noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pertrechado de hojas de papel en blanco, a modo de pizarra, Aurelio Martínez explica la salida a Bolsa de Loterías y Apuestas del Estado con la didáctica propia del profesor de Economía Aplicada que es. Su semblante apenas refleja un atisbo de inseguridad ante un reto que no llega en el mejor momento por la inestabilidad de los mercados, pero que él ha sabido revestir de un novedoso atractivo, especialmente para los pequeños inversores: el dividendo mensual.

¿Era necesario privatizar una empresa tan rentable para el Estado como Loterías?

'El mercado está siendo selectivo. Las ofertas que realmente son atractivas no tienen problemas'

No se privatiza. Sólo sacamos a Bolsa el 30% del capital. Creemos que eso puede servir para inyectar tensión en el accionariado y contribuye a mejorar la eficiencia de la gestión. Desde luego, no salimos a Bolsa, como se dice por ahí, para sanear las cuentas del Estado. Los ingresos que puede generar la operación, entre 7.000 y 8.000 millones de euros, son una minucia en las cuentas del Estado.

Dada la tensión que hay este año en los mercados y la cantidad de empresas que han tenido que abortar su salida a Bolsa, ¿por qué ahora?

Si analizamos el mercado, no vemos que en un horizonte de uno o dos años mejore demasiado la inestabilidad actual. Los problemas con Grecia van a seguir coleando y dando sustos durante bastante tiempo. A eso se le unirá, Italia, EEUU y sus problemas con el techo de gasto y su deuda. Esperar no soluciona nada, hay que afrontar la situación tal y como está. No todas las salidas a Bolsa han fracasado, lo que ocurre es que el mercado es más selectivo y sólo acepta aquellas que son realmente buenas. Nuestro trabajo es esforzarnos mucho en presentar nuestro producto e informar de aquello que le hace atractivo a pesar de las tensiones.

'Ahora hay mucho pesimismo, lo más complicado va a ser ilusionar a la gente'

¿Por qué Loterías sería mejor que las demás ofertas?

Estamos hablando de una empresa que puede convertirse en un valor refugio en la Bolsa. La nuestra es una empresa anticíclica. Cuando el consumo cae un euro, nuestros ingresos sólo caen en 0,86 céntimos. Esto significa que aguantamos mejor la crisis que otros. Por nuestro volumen entraremos en el Ibex 35 y vamos a servir para compensar el peso de los bancos y Telefónica. Además, independientemente de los movimientos del mercado, vamos a ofrecer un dividendo mensual.

¿Cómo surgió esa novedosa idea de pagar intereses cada mes?

'No salimos a Bolsa para sanear las cuentas del Estado porque nuestra aportación es mínima'

Cuando anunciamos la salida a Bolsa del 30% de Loterías, el Tesoro nos pidió que le pasáramos una previsión de ingresos y al diseñar los ingresos que irían al Estado cada mes, pensamos. ¿Por qué no para todos? El dividendo mensual se da en algunas empresas de la Bolsa brasileña por ejemplo, pero no es muy común. Creemos que es un atractivo muy interesante, especialmente para los pequeños inversores que pueden tener así unos ingresos recurrentes tan atractivos, o más, que los depósitos de los bancos.

¿Tanto?

Dependerá de la valoración final de la empresa, pero si destinamos un 80% de los beneficios al pago de dividendos podemos estimar que para una inversión de 18.000 euros, el inversor puede tener un dividendo mensual que superará ligeramente los 100 euros.

¿Y cuál es la valoración que considera óptima?

Entre 25.000 y 32.000 millones sería una valoración adecuada. Y es la que debería mantenerse si no hay ninguna sorpresa negativa en los mercados.

¿No le preocupa, como dicen los detractores de la operación, mal vender la empresa?

Quienes dicen eso son los mimos que defienden que los mercados son eficientes y disponen de toda la información para fijar el precio adecuado. En ese caso, no habría que preocuparse. En cualquier caso, queremos maximizar el precio de la compañía, para eso nos vamos a basar en la potencia del tramo minorista. Al menos el 60% de las acciones estará destinado a los pequeños inversores, para quienes la oferta es atractiva. En caso de que haya presiones fuertes de los inversores institucionales, incluso podremos solicitar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores una ampliación de ese porcentaje. De todas formas, hasta ahora, los bancos con los que hemos hablado nos han dado muy buenas perspectivas.

¿Le preocupa más el calendario político o la evolución del mercado?

En caso de haber un adelanto electoral, éste sería para finales de noviembre, según apuntan los medios de comunicación. Nosotros mantenemos nuestra fecha de salida a Bolsa para principios de noviembre, así que no hay ninguna injerencia. En cuanto a la evolución de la economía, sabemos que nuestra actividad funciona como una especie de indicador adelantado. En los últimos meses estamos detectando una recuperación de las ventas, lo que significa que podemos esperar que al menos en los próximos tres o cuatro meses la economía irá bien. El problema es que la gente está muy pesimista, el reto más complicado es ilusionar a la gente.

En clave interna, Loterías ha tenido bastantes conflictos con los vendedores. ¿Influirá está tensión en la salida a Bolsa?

Llevamos mucho tiempo negociando con ellos y confío en que al final podamos llegar a una solución óptima. Por un lado, es lógico que se muestren reacios a cambiar las condiciones de un contrato que llevan años manteniendo, pero por otro deberían comprender que el nuevo sistema de gestión de las administraciones es mucho más beneficioso económicamente para ellos, ya que la concesión se convierte en un fondo de comercio que pueden incluso vender.

¿Tendrán un trato de favor a la hora de compra acciones?

Nos gustaría que lo tuvieran, porque ellos son los que mejor conocen el potencial de este negocio. Pero legalmente no es posible. Altadis lo intentó con los propietarios de los estancos y una sentencia ha declarado ilegal ese procedimiento. Quienes sí tendrán preferencia serán los empleados directos.

¿Cuáles son sus proyectos en el juego online?

Al ser una de las grandes empresas de juego no podemos quedarnos fuera de lo que es una tendencia clara en nuestro sector. Además, nuestro carácter mayoritariamente público también tiene que servir para disciplinar al mercado y controlar que no se traspasen los límites de seguridad, como la edad mínima de juego. etc.