Público
Público

Investigan una presunta corrupción urbanística en expansión en la zona norte de Murcia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los registros que efectúa hoy la Guardia Civil en la Gerencia de Urbanismo de Murcia son parte de la instrucción judicial para investigar presuntos casos de corrupción en operaciones inmobiliarias derivadas de la expansión de la zona norte de la ciudad, donde se ubica, entre otras urbanizaciones, el complejo Nuevo Condomina.

Esas investigaciones, que desde hace más de un año desarrolla el juzgado de Instrucción número 8, han conllevado hoy la detención del director de la Gerencia, Alberto Guerra; del abogado Higinio Pérez Mateos y del ingeniero Renato de Noce, este último como supuesto intermediario en algunas de estas operaciones, según han indicado a Efe fuentes judiciales.

Aunque en principio, según las mismas fuentes, no está previsto practicar hoy más detenciones, no se descarta que en los próximos días se detenga a otros presuntos implicados ni que se cite a declarar como testigos a otras personas.

"Todo dependerá de la información que se obtenga del material recogido en estos registros y del que ya se ha obtenido en las diligencias practicadas en los últimos meses", según las fuentes.

Tampoco se descarta que se lleven a cabo otros registros, tanto en empresas y sedes sociales ubicadas en Murcia y fuera de la Región.

Los detenidos serán puestos en las próximas horas a disposición del Juzgado de Instrucción número 8, que investiga los hechos en unas diligencias declaradas secretas, y que ha sido el que dirige la operación y ha autorizado las entradas y el registro practicados hoy.

La operación está impulsada por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, con el apoyo de la Fiscalía Superior de la Región de Murcia.