Público
Público

Irán reclama Consejo de Seguridad que retire su programa nuclear de la agenda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán reclamó hoy al Consejo de Seguridad que retire de su agenda el programa nuclear iraní, después de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) presentó un informe sobre sus actividades en ese campo que "prueba sin ambigüedad su naturaleza exclusivamente pacífica".

La Misión de Irán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) aseguró en un comunicado que el reporte presentado hoy elimina "todos las llamadas, preocupaciones y ambigüedades" respecto a las intenciones del programa nuclear de Teherán.

"La puesta en práctica del plan de trabajo y por tanto la resolución y clausura de los asuntos pendientes han eliminado sin duda los pretextos y las alegaciones más básicas sobre las que se tramitó el pacífico programa nuclear iraní al Consejo de Seguridad", argumenta el texto.

Los representantes de Teherán consideran que el informe presentado hoy por el director general del OIEA, Mohamed El Baradei, hace patente que las dudas sobre las intenciones iraníes "carecen de base".

"Por tanto, queda claro que el pacífico programa nuclear de Irán debe ser tratado únicamente por la agencia (OIEA) como un asunto ordinario de su agenda", asegura el comunicado.

El reporte y la actual colaboración de Teherán con la agencia de la ONU demuestran que las dos rondas de sanciones impuestas contra la República Islámica desde 2002 carecen de "lógica y legalidad", indicó la delegación diplomática.

La divulgación del informe se produjo horas después de que Francia y el Reino Unido presentaron oficialmente junto a Alemania al Consejo de Seguridad la propuesta de una tercer ronda de sanciones contra Teherán por su negativa a detener el enriquecimiento de uranio, ordenado por el máximo órgano de Naciones Unidas.

El documento, que cuenta con el respaldo de los tres restantes miembros permanentes del Consejo, Rusia, China y EE.UU., podría ser sometido a votación la próxima semana.

Algunos de los otros países presentes en el órgano indicaron en las semanas anteriores que no pensaban tomar una decisión respecto a la nueva resolución hasta leer el último informe del OIEA.

Sin embargo, los promotores de las nuevas sanciones consideran que el reporte de El Baradei confirma la reticencia de Irán a colaborar con la comunidad internacional y su desafío a las directrices de la ONU.

En ese sentido, el ministerio de Asuntos Exteriores británico señaló hoy que el informe demuestra que Irán no ha dejado de enriquecer uranio, sigue sin permitir un acceso adecuado a los inspectores y no ha respondido a todas las dudas sobre su capacidad balística.

Los representantes diplomáticos británico y francés ante la ONU dejaron claro el jueves tras presentar la resolución con las nuevas sanciones que el contenido del informe del OIEA no iba a alterar su decisión.

El informe publicado hoy en Viena asegura que la investigación del programa nuclear iraní avanza, aunque destaca que quedan varios puntos por esclarecer, lo que causa "gran preocupación".

El Baradei concluye que "los conocimientos de la agencia sobre el declarado programa nuclear actual han mejorado", pero "la información fue entregada al OIEA de forma tangencial y no de manera consistente y completa".

Por eso, insta a Irán a permitir visitas sin aviso previo en cualquier instalación nuclear del país para generar confianza sobre el alcance y la naturaleza de su programa nuclear.

Confirma que Irán no ha suspendido sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio, y señala que puso en marcha la investigación y desarrollo de una nueva generación de centrifugadoras. EFE