Público
Público

Israel deportará a los activistas tras las críticas mundiales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel, que se enfrenta cada vez a más críticas internacionales por haber interceptado un convoy de ayuda que navegaba en aguas internacionales hacia Gaza, dijo el martes que expulsaría a todos los activistas que capturó y retiró la amenaza de juzgar a algunos de ellos.

Israel había dicho que deportaría a 682 activistas de más de 35 países, capturados en un ataque donde murieron nueve activistas en una embarcación turca, pero el ministro de policía había sostenido que algunos serían llevados a juicio por agredir a marines israelíes.

En medio de la molestia creciente por la acción israelí, el Consejo de Seguridad de la ONU pidió una investigación imparcial de las muertes, y el primer ministro turco instó al levantamiento inmediato del embargo "inhumano" sobre la Franja de Gaza".

Un portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que todos los activistas "serán deportados inmediatamente", y responsables israelíes dijeron que esperan que la operación se complete en 48 horas.

Entre los 700 activistas detenidos cuando marines israelíes capturaron el convoy de seis naves que se dirigía al bloqueado enclave palestino hay turcos, árabes, estadounidenses, asiáticos y europeos, entre ellos dos políticos, el autor sueco Henning Mankell y tres españoles.

"La conducta de Israel debiese definitivamente, definitivamente, ser castigada", dijo el primer ministro turco, Tayip Erdogan, visiblemente molesto, durante una reunión con diputados del Parlamento.

"Ha llegado el momento de que la comunidad internacional diga: 'suficiente'" agregó Erdogan.

El derramamiento de sangre también sumó tensión a las relaciones entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Netanyahu canceló un encuentro con Obama pues anticipó su regreso a casa desde Canadá para lidiar con la crisis.

CONDOLENCIAS DE OBAMA

En una llamada telefónica a Erdogan, Obama expresó sus condolencias por los fallecidos en la incursión, cuatro de los cuales eran turcos, y reiteró el apoyo de Washington a una investigación imparcial "de los hechos que rodearon esta tragedia", dijo la Casa Blanca.

"Creo que la situación, desde nuestra perspectiva, es muy difícil y requiere respuestas cuidadosas y meditadas de todos los implicados", dijo la secretaria de Estado, Hillary Clinton, a periodistas en Washington.

Naciones Unidas pidió una investigación imparcial.

El Ejército israelí dijo que las nueve personas fallecieron cuando los soldados asediaron al Mavi Marmara, el navío escenario de la mayor parte de la violencia, desde helicópteros y embarcaciones y abrieron fuego, en un episodio que Netanyahu argumentó fue en defensa propia.

En una declaración formal adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU tras más de 10 horas de negociaciones a puerta cerrada, el cuerpo dio una dura respuesta a Israel.

El Estado judío dijo que su ministro de Relaciones Exteriores se quejó en una llamada telefónica al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de que el Gobierno fue condenado injustamente por "acciones defensivas".

Egipto anunció la apertura de su frontera con el territorio gobernado por el grupo islamista Hamás.

Mientras el Estado judío se enfrentaba a las críticas internacionales, su Armada dijo que está lista para interceptar otro navío que organizadores de la flotilla pretenden enviar a la Franja de Gaza la próxima semana.