Público
Público

Israel ofrece congelar los asentamientos nueve meses

Pero a cambio le pide a EEUU más sanciones contra Irán por el desarrollo de su programa nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los plazos y los gestos se van cumpliendo, aunque parezcan insuficientes. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu ha ofrecido a EEUU congelar la construcción de asentamientos en Cisjordania durante nueve meses para entablar conversaciones de paz con los palestinos, según informa este jueves el diario Haaretz. Reunidos ayer en Londres, Netanyahu y el enviado especial para Oriente Medio de la Casa Blanca, George Mitchell, habrían llegado a este acuerdo según el rotativo. Lo que Israel pide a cambio lo adelantaba el británico The Guardian hace dos días: mayor presión de EEUU hacia Irán por su programa nuclear.

Pero el freno a los asentamientos es parcial. Según Haaretz, Israel ha logrado convencer a la Casa Blanca de que queden fuera del compromiso las colonias en la parte oriental de Jerusalén, ciudad que Israel considera su capital 'única y indivisible'. La congelación tampoco afectaría a unas 2.500 viviendas en proceso de construcción ni a los considerados casos especiales para mantener una 'vida normal', es decir, obras públicas como guarderías o escuelas.

La propuesta busca alcanzar un punto de entendimiento entre ambos países aliados, tras meses de presión por la Administración Obama a Israel para que dé pasos en pro de la paz, entre ellos el fin de la ampliación de los asentamientos tanto en Jerusalén Este como en Cisjordania. Netanyahu, sin embargo, no quiere tomar una decisión que ponga en riesgo la estabilidad de su coalición -que alberga partidos ultra-derechistas- sin una garantía de contrapartidas. Su ministro de Exteriores, Agvidor Lieberman, le ha dicho por activa y por pasiva a EEUU que no piensa apoyar la congelación de los asentamientos.

Y la principal garantía es un alto control a Irán. La versión israelí es la que daba un oficial a The Guardian el pasado martes: 'Irán es una verdadera amenaza para Israel. Los asentamientos no lo son'. Visto desde esta forma, parece que al Gobierno israelí le interesa más tener a raya a Teherán queel conseguir una paz con sus vecinos palestinos.

Está previsto que esta semana se publique un nuevo informe sobre el desarrollo nuclear iraní. La agencia Reuters avanzó parte del texto el lunes. Según las investigaciones de los diplomáticos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Irán no ha aumentado el número de centrifugadoras de Uranio desde mayo, manteniendo una cantidad que ronda las 5.000. Era la primera vez en los últimos tres años que Teherán no avanza en este aspecto.

Pero no hay que llevarse a engaño. La marejada vivida en Irán durante y después de las elecciones, unida a la sustitución del jefe del plan de desarrollo nuclear iraní, habrían retrasado la instalación de las 2.100 nuevas centrifugadoras que según los técnicos de la AIEA Irán tiene listas para entrar en funcionamiento.

Es posible que una vez analizado el informe, EEUU de un paso más en sus sanciones a Irán como gesto de entendimiento con Israel.

El freno a los asentamientos ha sido la condición puesta por los palestinos para poder sentarse a hablar. De cumplirse las informaciones de Haaretz, el presidente palestino, Mahmud Abás, no tendría más remedio que sentarse a negociar. Varias agencias de información anunciaban este jueves que Obama ha organizado una reunión a tres bandas con el propio Abás y Netanyahu para septiembre en Nueva York.

No obstante, Palestina también mira por su propio futuro. En las últimas semanas, Abás ha declarado la legitimidad de los palestinos a defenderse cada vez que sean atacados por Israel. Y para llegar un poco más lejos, el primer ministro, Salem Fayed, deslizó hace unos días el plan de los palestinos: la declaración de un estado independiente para 2011 , con o sin el visto bueno de Israel.

Este jueves, Netanyahu llega a Berlín para seguir buscando apoyos contra Irán, mientra da pasos en falso sobre el tema palestino.