Público
Público

Israel pidió a EEUU luz verde para bombardear Irán, dice "The Guardian"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel consideró seriamente la pasada primavera lanzar un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán, pero el presidente de EEUU, George W. Bush, le negó su apoyo, señalaron fuentes diplomáticas europeas al diario "The Guardian".

El periódico informa de que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, utilizó una visita que hizo Bush el pasado 14 de mayo a Israel, con motivo del sexagésimo aniversario de la creación de este estado, para abordar este asunto en una reunión privada.

Además, es improbable que el presidente de EEUU cambie de opinión sobre el rechazo de ese apoyo durante el resto de su mandato, que acabará el próximo mes de enero, añade el rotativo.

"The Guardian" dice que las fuentes trabajan para un jefe de Gobierno europeo que se reunió con el líder israelí después de la visita que hizo el presidente estadounidense a Israel.

Las conversaciones entre Bush y Olmert eran tan sensibles que no hubo personal que tomase nota de lo que se estaba diciendo, pero el líder europeo -que el periódico no identifica- divulgó a sus funcionarios lo que el político israelí le dijo sobre esa reunión.

La decisión de Bush de denegar su respaldo a un ataque contra Irán estuvo basada en dos factores.

La preocupación por una represalia iraní, que probablemente incluiría ataques contra militares estadounidenses en Irak y Afganistán, y también por la dificultad de que Israel consiguiera desmantelar las instalaciones nucleares de Irán en un único ataque, lo que podía dar pie a una guerra de escala mayor, indica el diario.

Irán ha insistido en que respondería con la fuerza a cualquier ataque contra su país.

Algunos analistas occidentales creen que esto podía incluir la petición al grupo libanés Hizbulá para que atacase EEUU.

"Hay una gran diáspora libanesa en Canadá que debe incluir algunos seguidores de Hizbulá. Ellos podrían entrar en EEUU y actuar", añadió la fuente.

El diario afirma que, incluso si Israel hubiera lanzado un ataque contra Irán sin la aprobación de EEUU, sus aviones no podrían llegar a sus blancos sin que EEUU conociese el recorrido aéreo.

"La ruta más corta hacia Natanz (el lugar donde hay una planta de enriquecimiento de uranio) está pasando por Irak y EEUU tiene el total control del espacio aéreo iraquí", afirmó la fuente.