Público
Público

Israel quiere mantener el control en la reconstrucción de Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Adam Entous

Israel tratará de ejercer su control sobre la reconstrucción de la Franja de Gaza después de 22 días de ofensiva y está buscando garantías para que no haya proyectos que beneficien a Hamás, dijeron el lunes diplomáticos occidentales.

Israel, que el domingo declaró un algo el fuego unilateral, retiene el control total de los cruces comerciales de Gaza, a través de los cuales deben pasar los bienes y otros materiales para la reconstrucción.

Los túneles para el contrabando bajo la frontera entre Gaza y Egipto, usados por Hamás y muchos palestinos para evadir el bloqueo israelí, fueron fuertemente bombardeados durante el asedio y al menos temporalmente no pueden usarse.

Esto le da a Israel un enorme poder para perfilar los esfuerzos de recuperación, que serán financiados mayoritariamente por la comunidad internacional. Las estimaciones preliminares sitúan los daños en casi 2.000 millones de dólares (unos 1.510 millones de euros). Arabia Saudí ha dicho que donaría 1.000 millones de dólares.

Diplomáticos occidentales, que hicieron declaraciones a Reuters bajo condición de anonimato, dijeron que Israel había pedido a Naciones Unidas y otros grupos de ayuda que faciliten una lista con los bienes, equipos y personal que quieren llevar a la Franja de Gaza, para atender las necesidades inmediatas y para la reconstrucción.

Israel ha dicho a los grupos de ayuda que consideraría ampliar la lista de materiales autorizados para entrar en la Franja de Gaza. Antes de la guerra, el Estado judío bloqueó la entrada de la mayoría del cemento, el acero y el dinero, argumentando que Hamás lo usaba para fabricar bunkers, cohetes y para los sueldos de la milicia.

GARANTÍAS DE LA ONU

Pero Israel aclaró que quería dirigir el proceso de cerca y quizás incluso requiriendo una aprobación proyecto por proyecto, dijeron los diplomáticos. También ha pedido "garantías" de la ONU y de otras agencias para que los planes no beneficien a Hamás, un grupo islamista al que Israel y Occidente consideran terrorista.

Responsables de la ONU declinaron hacer comentarios sobre la petición de Israel. Como política, el organismo mundial no habla directamente con Hamás excepto a nivel de trabajo para facilitar sus actividades de ayuda en Gaza.

Hamás ganó las elecciones palestinas en 2006, pero ha sufrido el rechazo de las potencias occidentales por su negativa a reconocer a Israel, renunciar a la violencia y aceptar los acuerdos pasados de paz.

El grupo, que recibe ayuda de Irán y de simpatizantes en el mundo árabe, se hizo con el control de la Franja de Gaza en junio de 2007, después de derrotar a las fuerzas seculares de Fatah leales al presidente palestino, Mahmud Abas, que cuenta con el respaldo de Occidente.

Estados Unidos quiere que la Autoridad Palestina de Abas asuma el liderazgo en trazar e implementar cualquier plan de reconstrucción para Gaza, dándole de ese modo un punto de apoyo en el bastión de Hamás y negando al grupo islamista cualquier crédito para la reconstrucción.

Pero fuentes diplomáticas dicen que Hamás se considera la autoridad legítima en Gaza y que se resistiría a la vuelta de la Autoridad.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha designado a Isaac Herzog, el ministro de Bienestar, para coordinar los esfuerzos de recuperación con los organismos internacionales.

Israel ha dicho que podría elevar abruptamente el flujo de comida y medicinas a Gaza si se mantiene el alto el fuego, pero ha descartado un levantamiento total del bloqueo hasta que Hamás y sus aliados liberen al soldado israelí Gilad Shalit, apresado en 2006.