Público
Público

IU-Extremadura tacha de "error gigantesco del PP" el blindaje a la banca

La Junta de Extremadura pedirá una compensación de 39 millones al año por el impuesto cero a los depósitos bancarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El coordinador general de Izquierda Unida Extremadura, Pedro Escobar, cree que el impuesto sobre los depósitos bancarios a tipo cero propuesto por el Gobierno central del PP es 'el último regalo que el señor Rajoy le hace a la gran banca'. Un impuesto que a juicio de Escobar supone una 'contradicción enorme y un error gigantesco'. 

'No puede ser que todos los ciudadanos sufran los recortes y se les suban los impuestos, mientras que a los bancos, que son los únicos que ganan en una situación de crisis, se les perdone', señala IU-Extremadura en una nota de prensa. 

La creación de este nuevo tributo a partir del 1 de enero de 2013 supone que las comunidades que ahora aplican este impuesto (Extremadura, Canarias y Andalucía, que se ha rebelado contra la el blindaje decretado por Hacienda) deben dejar de hacerlo y, por ello, deberán ser compensadas por el Estado por la pérdida de recaudación de acuerdo con la ley de financiación de la comunidades autónomas.

Para Pedro Escobar, 'si los servicios jurídicos de la administración extremeña consideran que Extremadura tiene competencia para cobrar este impuesto, debemos confiar en ellos pues han demostrado su solvencia en varias ocasiones, como en el reciente recurso ganado en el Constitucional'.

El líder de IU en Extremadura añadió que 'los bancos son uno de los grandes culpables de la situación: han cerrado el grifo del crédito'. Destacó la necesidad de 'conseguir que les resulte más difícil tener parados los fondos, que ponerlos en circulación'. Para Pedro Escobar, esto se consigue 'obligándoles a pagar más impuestos'. Finalmente, Pedro Escobar abogó por 'controlar más a las entidades financieras y volver a instaurar una banca pública al servicio de los ciudadanos'.

Al Gobierno de Extremadura tampoco le gusta demasiado el blindaje de la banca. Por eso, reclamará al Ejecutivo central una 'compensación' superior a los 39 millones de euros anuales por el impuesto de ámbito nacional sobre depósitos bancarios a tipo cero que se prevé poner en marcha a partir de 1 de enero.

Así lo anunció el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, quien señaló que en los próximos días solicitará de forma oficial al Gobierno central la apertura de una negociación 'para fijar la cuantía de la compensación que Extremadura recibirá' en los próximos años por la puesta en marcha de este impuesto.

En su intervención, José Antonio Monago explicó que esta compensación 'ya está acreditada', sin embargo a partir de ahora 'hay que trabajar en los siguientes pasos', como son la defensa de que la cuantía a recibir responda a 'una serie de parámetros de evolución', ya que el impuesto sobre depósitos bancarios 'no es ni ha sido estático en su periodo de vigencia'.

En su intervención, Monago recordó que el impuesto sobre depósitos bancarios que existía en Extremadura desde 2001 debe 'dejarle paso' al tributo estatal y 'dejar de funcionar', lo cual 'obliga a su vez al Estado a compensar a Extremadura por los ingresos que deja de percibir año tras año, y que hubiera obtenido de seguir vigente el impuesto autonómico'.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó este lunes que el impuesto del Gobierno sobre depósitos bancarios a tipo cero es 'absolutamente inconstitucional' y lo tildó de 'truco que no se había visto nunca en la historia del desarrollo constitucional'.

Rubalcaba ha realizado estas manifestaciones en rueda de prensa tras visitar el Centro Integral para personas con discapacidad física y orgánica Cocemfe de Asturias, en Gijón, acompañado del presidente asturiano, Javier Fernández, y el vicepresidente del Cermi, Mario García, entre otras autoriades y representantes de Cocemfe.

Según el jefe de la oposición, 'al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la derecha española no le importa poner impuesto a los ciudadanos pero como a alguien se le ocurra tocar a la banca se el inventa una ley para impedirlo'. Así, calificó el nuevo impuesto de 'trampa incalificable' para que las comunidades autónomas no puedan poner un impuesto a la banca como tienen Extremadura, Andalucía y Canarias.

En su opinión, esta actuación es el resultado de un año de Gobierno del PP y de cómo entiende la acción de Gobierno. Apuntó, además, que lo más duro de todo esto para las comunidades autónomas es que se les dice que gastan y no tienen ingresos y cuando crean este impuesto para recaudar, ahora no pueden.

'No es un fraude de Ley, sino de Constitución, que es todavía más duro', concluyó el líder socialista.