Público
Público

Jorge el Terrible lideraba la banda que blanqueaba millones en locutorios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jorge Luis P.P., conocido como Jorge el Terrible por su carácter, lideraba el grupo desarticulado por la Policía dedicado a blanquear millones de euros en locutorios de Madrid, en los que se hacían envíos de dinero conseguido ilegalmente utilizando datos de ciudadanos que hacían transferencias legales.

Así lo han precisado fuentes policiales, después de que la Jefatura Superior de Policía informase hoy de la desarticulación de un grupo dedicado al blanqueo de dinero con la detención de 28 personas que utilizaban una empresa "tapadera" de envío de dinero con la que habían "lavado" más de cien millones de euros de origen ilícito, provenientes principalmente de la venta de droga.

Jorge el Terrible, de 35 años y su pareja, Minerva, de edad similar y dominicana como él, vivían en un buen piso de la zona de Tetuán de Madrid, cerca de la sede la empresa "La Real de Envíos", que era la firma "tapadera". Ambos hacían una vida normal, sin grandes dispendios.

Varios de los quince locutorios intervenidos estaban en esa misma zona de Madrid, aunque la banda también tenían locales en Majadahonda y Alcobendas.

Los dos cabecillas solían ir diariamente a uno de los locutorios para controlar "el negocio", que era familiar e incluía a hermanos, sobrinos y primos, además de varios empleados.

La mayoría son de origen dominicano y no tienen antecedentes policiales y sus edades oscilan entre los 20 y los 40 años.

En los locutorios implicados los ciudadanos hacían envíos legales a sus países de origen y los miembros de la banda intercalaban envíos de dinero de procedencia ilegal.

El jefe del Grupo especializado en blanqueo de capitales de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha explicado en conferencia de prensa que, según la normativa actual, cada ciudadano puede enviar 3.000 euros cada trimestre a familiares en el extranjero, pero normalmente los inmigrantes envían entre 200 y 400 euros al mes.

Este margen de diferencia era utilizado por los miembros de la banda para hacer los envíos ilegales.

La gran cantidad de dinero que manejaba el grupo facilitaba que pudieran cobrar comisiones muy bajas, lo que hizo "reventar" el mercado de los locales de envío de dinero.

Esta circunstancia unida al gran volumen de dinero que movían hizo sospechar a la Policía, que hace un año comprobó que el dueño de la empresa "tapadera" se dedicaba al blanqueo de capitales pero ha necesitado varios meses para descubrir todo el entramado y recabar las pruebas necesarias para acusar a los implicados.

Se calcula que el grupo comenzó a actuar hace más de ocho años en varios locutorios y ante la buena marcha del negocio decidió crear en 2009 la empresa "tapadera", totalmente legal, momento desde el que han blanqueado más de cien millones de euros.

Su actividad era tan próspera que en los últimos meses habían adquirido un locutorio casi cada semana.

El responsable del grupo especializado en blanqueo de capitales ha destacado que con las detenciones practicadas ayer se ha evitado el blanqueo de una gran cantidad de dinero, y ha destacado que la operación continúa abierta.

Los arrestados han sido puestos a disposición judicial esta mañana.