Público
Público

José Blanco llega al Tribunal Supremo para declarar como imputado en el "caso Campeón"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exministro de Fomento y actual diputado socialista, José Blanco, ha llegado a 10:00 horas al Tribunal Supremo (TS), donde a partir de las diez y media declarará como imputado en el marco de la "operación Campeón" ante el magistrado instructor de la causa en el alto tribunal, José Ramón Soriano.

Blanco, que ha llegado al Supremo sonriente y acompañado de su abogado, Gonzalo Martínez Fresneda, comparece ante el juez voluntariamente después de que el pasado 28 de septiembre el Supremo se declarara competente para investigar los indicios cohecho y tráfico de influencias que la juez de Lugo Estela San José apreció en la actuación del exministro, al que un empresario acusa de haber hecho gestiones en su favor a cambio de dinero.

La exposición razonada enviada al alto tribunal por la magistrada San José contiene las declaraciones prestadas desde el pasado mes de agosto por el propietario de la farmacéutica Nupel, Jorge Dorribo, en las que aseguró que Blanco había hecho gestiones para que el Ministerio de Sanidad agilizara la tramitación de varios expedientes que afectaban a su compañía.

En sus primeras declaraciones, Dorribo omitió un dato que sí incluyó en otra prestada el pasado mes de octubre: que el pasado 5 de febrero, instantes antes de verse con Blanco en una gasolinera de Guitiriz (Lugo), entregó a un primo político del ministro, Manuel Bran, un sobre con 200.000 euros en billetes de 500 y que supone que éste dio luego el dinero al titular de Fomento.

Blanco ha admitido que el encuentro en la gasolinera tuvo lugar, pero en un comunicado hecho público el pasado 6 de octubre a través del Ministerio aseguró que "no recibió ni cobró nada" de Dorribo, "ni directa ni indirectamente, ni en metálico ni en transferencia, ni en sus cuentas ni a través de personas interpuestas".

Además de las supuestas gestiones en favor de Dorribo, la exposición razonada de la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo incluye la presunta intervención de Blanco para que un socio del anterior, el vicepresidente de Azkar, Antonio Orozco, consiguiera la licencia para construir una nave en la localidad barcelonesa de Sant Boi de Llobregat.