Público
Público

Los jóvenes del PSOE, dispuestos a cambios en la reforma de la ley aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, no ve con malos ojos el gesto del Gobierno de pactar el punto de la ley del aborto que permite a las chicas de entre 16 y 18 años abortar sin consultar a sus padres, y dice: "Si hay un punto de consenso, que se haga, porque beneficia al conjunto de la sociedad".

Gutiérrez se pronuncia así en una entrevista con EFE, en la que constata que, "por respeto a las instituciones, las Cortes Generales deben buscar el mayor consenso posible en las leyes que salen, para que verdaderamente representen la voluntad popular".

"Y si eso es un punto de consenso, que se haga", emplaza, en relación al ofrecimiento de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, para intentar "encontrar un punto de equilibrio" entre las posiciones de los grupos parlamentarios sobre la posibilidad de que las menores de 16 años aborten sin consultar a sus padres.

No obstante, Gutiérrez opina que esa polémica es "una hipocresía", porque la propuesta del Gobierno intenta acabar con una excepción "ilógica e incoherente" que consiste en que las menores de 16 a 18 años tienen capacidad plena para decidir sobre su salud, excepto para interrumpir un embarazo.

También arremete contra la jerarquía eclesiástica por su postura ante el aborto y sus advertencias sobre el riesgo de cometer pecado, y califica de "intolerable" que la Iglesia "quiera influir a base de coacciones morales al Parlamento, que no representa una creencia ética, sino la voluntad de la soberanía popular".

En cualquier caso, añade, "católicos o no, de izquierdas o de derechas, la sociedad lo que quiere es que haya aborto cero y eso se podría lograr mediante unas políticas que produzcan cero embarazos no deseados".

Como castellanomanchego, Gutiérrez está convencido de que la reforma del Estatuto de Autonomía, bloqueada en el Congreso desde hace un año, saldrá adelante, porque es necesaria para un mejor desarrollo económico y social de la región.

"Puede salir y debe salir", apremia, antes de afear la "irresponsabilidad" del PP, en concreto de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, por "poner zancadillas" y "palos en las ruedas" a un proyecto que fue aprobado por ese partido en las Cortes castellanomanchegas.

Según el dirigente de los jóvenes socialistas, "no se puede permitir" que el Estatuto "esté en la trastienda de las Cortes Generales" sin que el PP ni siquiera haya presentado una alternativa política.

Respecto al Estatuto de Cataluña, está seguro de su constitucionalidad y se empeña, sobre todo, en que se deje trabajar al Tribunal Constitucional, en el que tiene "plena confianza".

El TC, según recalca, es un "órgano central" del sistema democrático, con una gran fortaleza institucional y que "sabe cumplir con su gestión a la perfección, por encima de titulares y del debate político".

A este respecto, precisa que "está bien el debate político, que la sociedad catalana defienda lo que cree que es un Estatuto necesario y justo, pero también está bien que el TC resuelva un recurso que planteó el PP como crea ajustado a derecho y a la Constitución".

JJSS ha duplicado su número de afiliados en los últimos dos años y ahora es una organización "más fuerte", con más participación y "con más influencia en el proyecto político del PSOE y del Gobierno", garantiza su dirigente.

"Si Zapatero ha conseguido tener una movilización casi histórica del voto juvenil -reflexiona- ha sido porque nos ha colocado como generación en el centro de la agenda política".

Respecto al secuestro de tres cooperantes españoles en Mauritania, Sergio Gutiérrez confía en que se resuelva lo antes posible y en que, mientras tanto, este caso no se convierta en "un nuevo 'Alakrana'".

"Y no se convertirá -resalta- si conseguimos desde el primer minuto hacer lo que no hicimos bien, que es dejar trabajar al Gobierno, a la diplomacia, al CNI, a las Fuerzas de Seguridad del Estado, ante una situación siempre complicada, con muchos matices y que tiene que trabajarse con mucha discreción y confianza como país en nuestras instituciones".