Público
Público

Juande Ramos asegura que nadie le verá "hundido" porque no es ese su estado anímico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juande Ramos, técnico del Real Madrid, no se mostró afectado por las críticas que ha recibido tras la eliminación de su equipo de Liga de Campeones, goleado por el Liverpool, y aseguró que nadie le verá "hundido" porque no es su estado anímico.

"No cambio cuando gano, que no celebro fiestas ni me vuelvo loco, ni cuando pierdo porque sé que es un juego. Felicito al contrario y se ha acabado. Esto es un deporte. No me veréis hundido porque no lo estoy", aseguró en rueda de prensa en la ciudad deportiva de Valdebebas.

Juande Ramos intenta mantenerse al margen de las críticas, que dice respeta al máximo, y no entró a valorar si ha perdido sus opciones de continuar como técnico madridista por la imagen ofrecida en una eliminatoria ante el Liverpool, en la que el global fue de 5-0.

"Después de veinte años como profesional conozco perfectamente el fútbol y este tipo de situaciones. Unas veces ganas otras pierdes. Unas veces estas muy contento por conseguir un título otras decepcionado porque te han eliminado. Lo conlleva la profesión. Personalmente me encuentro muy bien", reconoció.

"Todas las opiniones son respetables. Cada uno puede opinar por su libertad de expresión. Estos mismos jugadores han ganado diez partidos seguidos. Van a seguir en esa línea porque todos queremos ganar. Nuestra obligación es aceptar la crítica y trabajar para hacer cambiar de opinión", añadió.

Por eso, el técnico del Real Madrid habló de si mismo como "una persona que le gustan las cosas positivas" y dijo que "lo negativo lo separo, en lo deportivo y lo personal". E intentó hacer una lectura positiva del momento que vive su equipo.

"Si el partido es brillante se dice que estamos en una forma excepcional. Si es pésimo es muy mala. Veníamos de diez victorias consecutivas pero tras empatar contra el Atlético y perder en Liverpool todo es un desastre".

"Por desgracia el fútbol es así. Tras un resultado negativo estamos con ovejas negras y pesimismo. Es lo que cambia de ganar o perder, pero para lo bueno y lo malo el colectivo va junto. No hay uno más culpable que el resto. Somos un equipo y todos tenemos proporcionalmente la misma culpa"

Por último, mandó un mensaje de optimismo para luchar por la Liga. "No estoy contento porque hemos quedado eliminados, pero con la satisfacción de que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano. En liga estamos vivos, en una situación mucho mejor que cuando llegué y voy a luchar hasta el final con la máxima confianza".