Público
Público

Una juez obligará a Díaz Ferrán a rendir cuentas por Marsans

Declara la suspensión de pagos forzosa de la agencia de viajes, pero no de sus filiales. Pide a los anteriores dueños comparecer y dar información igual que al nuevo, al que no quita la gestión 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Viajes Marsans tendrá difícil recuperar la actividad normal. A su situación financiera, que no se arregla, de momento, con la llegada de un nuevo dueño, se añade que la empresa está oficialmente desde hoy en concurso de acreedores (antes suspensión de pagos). Lo declaró a media mañana la titular del Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, Ana María Gallego.

La magistrada ha impuesto la obligación de rendir cuentas sobre Marsans si así lo requieren el tribunal o los supervisores judiciales al actual propietario, el liquidador de empresas Ángel de Cabo, pero también a los anteriores, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE y su socio y vicepresidente de la patronal, Gonzalo Pascual.

Así consta en el auto remitido por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el que la juez advierte a los dueños y ex propietarios del deber de colaboración que les obliga a informar de todo lo conveniente y a facilitar libros, documentos y registros correspondientes al juzgado y a los supervisores (los administradores concursales).

Díaz Ferrán y Pascual tienen que cumplir también con esta exigencia pese a que el pasado 9 de junio se desembarazaron de Viajes Marsans al cederla, sin contraprestación dineraria, a Posibilitumm, una empresa instrumental de Ángel de Cabo, a cambio de que asumiera la deuda. También le traspasaron los hoteles de Hotetur y Newco, la empresa de servicios en aeropuertos (handling), que tenían a través de la sociedad Teinver. La deuda total ronda los 600 millones.

La sorpresa es que la juez ha rechazado la petición de Marsans, que había pedido concurso voluntario, y le ha impuesto un proceso necesario (obligatorio), más restrictivo.

La razón es que hay una lista de 21 acreedores que se conoció hoy que reclamaban la suspensión de pagos forzosa para Marsans, entre ellos la empresa de fotocopiadoras Ricoh, la de alquiler de coches Avis y varios hoteles. Había otras seis sociedades que también lo exigían. Pero el día de la venta retiraron su reclamación cinco compañías hoteleras canarias (Arrecife, Daminvest, Hoteles y Gestión, Hotel Princesa Yaiza y Los Zocos) porque cobraron su deuda. Y dos días después hizo lo mismo la sociedad de cruceros italiana Grimaldi. De momento, el concurso sólo afecta a la matriz Viajes Marsans y no a las filiales Viajes Crisol, Tiempo Libre y Rural Tours.

Otra novedad es que la magistrada no ha querido quitar la gestión de Marsans al nuevo dueño para cederla a los administradores concursales, como es lo habitual en los concursos necesarios. Y lo justifica porque 'resultaría inadecuado para la continuidad de la normal actividad empresarial' que la agencia de viajes pasara a estar dirigida por los administradores concursales 'sin conocimiento' de la sociedad ni del negocio.

Aunque, en realidad, hace ya casi dos meses que Viajes Marsans no tiene actividad, prácticamente desde que el pasado 20 de abril la organización internacional de aerolíneas, Iata, le retiró la licencia para vender billetes de avión por incumplir con un aval de 20 millones. Y la situación no ha cambiado con la llegada del nuevo propietario, se quejan fuentes de la plantilla.

En todo caso, Ángel de Cabo y su equipo no tendrán manga ancha para gestionar Marsans, ya que la juez impone la 'intervención' y vigilancia directa de los administradores concursales, que tendrán que autorizar las decisiones importantes. Es más, podrán pedir a la magistrada que quite la gestión a De Cabo si no es adecuada.

Los vigilantes ya están designados, en un ejercicio de celeridad de la juez. Son el abogado Edorta Etxarandio, el economista Rafael Martín Rueda y un representante de Iata. Ahora, los acreedores tienen un mes para comunicar su deuda. Lo pueden hacer en la web www.concursomarsans.info o en la oficina abierta en Madrid.

El nuevo dueño, a través de Posibilitumm, valoró hoy 'positivamente' mantener la gestión para 'continuar con el desarrollo de un plan de viabilidad' para el grupo. Sin embargo, fuentes de la plantilla aseguran que Posibilitumm no ha realizado ninguna inversión que haga posible recuperar la actividad. Y ha ido más allá, el director general y socio de De Cabo, Iván Losada, ya aseguró que no harán inversiones que no les reporten dinero. La intención es vender los hoteles, Newco, Crisol y Marsans Brasil, según ha dejado claro al comité de empresa. El lunes la empresa dará a éste datos sobre el recorte que afectará hasta a 1.500 trabajadores, el 70% del total.