Público
Público

Junta parcialmente satisfecha pero aboga por dejar tema y centrase problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, se ha mostrado parcialmente satisfecho con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad respecto a los crucifijos en las aulas, aunque ha abogado por abandonar el debate en favor de otros problemas más importantes.

Mateos ha calificado de positivo el poder que la sentencia otorga a los Consejos Escolares de los centros aunque ha lamentado que este tipo de debates centren el ámbito de la Educación, cuando actualmente existen problemas más importantes.

En este sentido, ha pedido que les permitan a las autoridades "trabajar y defender la libertad de las personas con sus creencias".

"No me produce satisfacción discutir sobre esto, si tenemos o no tenemos crucifijos en las aulas" ha declarado a los periodistas antes de una reunión con el Patronato de las Universidades de Castilla y León.

La sentencia establece que, en el caso del colegio público Macías Picavea de Valladolid, la permanencia o retirada de los símbolos religiosos depende de las peticiones de los padres, algo que según Mateos es una política que la Junta ha defendido: que los consejos tengan capacidad de decidir algunos aspectos.

"La Junta ni quita ni pone crucifijos", ha insistido y ha matizado que estos símbolos religiosos no entran a formar parte del material escolar de los colegios nuevos que adquiere la Junta, mientras que en los más antiguos son objetos que han permanecido a lo largo de los años.

A modo personal, Mateos ha explicado que no le "molestan los crucifijos sino todo lo contrario", pero que la Junta defiende la potestad de los consejos escolares, "la libertad y la convivencia entre los que quieren y no quieren" símbolos religiosos.

La Junta todavía no ha estudiado presentar un recurso a la sentencia del TSJCYL, ya que "no es positivo que en estos tiempos en los que la educación tiene más problemas meternos en estas guerras a través de los juzgados con un proceso complejo y complicado", ha sentenciado.