Público
Público

El jurado de María José Carrascosa comienza sus deliberaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las deliberaciones del jurado que evalúa el caso de María José Carrascosa, la española encarcelada hace casi tres años en Estados Unidos por una cuestión relacionada con la custodia de su hija, han comenzado hoy en un tribunal del estado de Nueva Jersey (EEUU).

Los doce miembros del jurado deberán alcanzar un consenso sobre el delito que se imputa a la mujer española por desacato a una orden judicial y los ocho relacionados con su interferencia en la custodia de la hija que tuvo con el estadounidense Peter Innes, ya que se la llevó a España sin el consentimiento de su padre y luego no atendió la orden judicial de que facilitara su regreso.

"Este caso es muy emotivo, pero les pido que no se dejen llevar por impresiones personales y se limiten a evaluar las pruebas que han sido presentadas y los argumentos de las partes", pidió el martes el juez Donald Venezia al jurado.

Debido a que el miércoles fue festivo en Estados Unidos por la celebración del Día de los Veteranos, el comienzo de las deliberaciones del jurado se pospusieron hasta hoy.

Este proceso podría duran tan sólo unos minutos o prolongarse durante días, ya que los seis hombres y las seis mujeres que componen el jurado han de llegar a un acuerdo unánime sobre cada uno de los delitos.

Tal y como estaba previsto, en la última vista del caso, que se celebró el pasado martes, Carrascosa -que estuvo presente- tuvo oportunidad de responder a las preguntas de su abogado, Scott Finkenauer, y de la fiscal que lleva el caso, Carol Novey Catuogno.

Menos esperada fue la declaración de otros testigos que no estaban previstos inicialmente, como la psicóloga que atiende a la menor en España, donde ésta reside con sus abuelos maternos, una antigua contable y amiga suya, y hasta el padre de su hija, al que Carrascosa conoció a través de una agencia de contactos a través de internet.

La misma Carrascosa siempre ha señalado que con el tiempo su relación con Innes se convirtió en una "tragedia", ya que su ex esposo la maltrató y envenenó durante años, para supuestamente apoderarse del patrimonio que la abogada había acumulado durante su carrera profesional en este país.

Tras estos testimonios, el abogado de Carrascosa ofreció su alegato final, que no llegó a los diez minutos, y defendió ante el jurado que "quizá las decisiones que María tomó no fueron las mejores, pero fueron las que en ese momento consideró más convenientes".

La fiscal adscrita al caso se demoró cerca de una hora en exponer al jurado la secuencia temporal de los hechos para tratar de demostrar que Carrascosa violó reiteradamente las órdenes judiciales estadounidenses que reclamaban que facilitara el regreso de su hija a este país.

En su alegato, la fiscal concluyó que no existían "motivos razonables para creer que la vida de la menor se encontraba en peligro inminente" cuando se la llevó a España y que tampoco encontraba "razonable el comportamiento" de Carrascosa, por lo que insinuó que podría deberse a un sentimiento de despecho o a un ansia de notoriedad.