Público
Público

Justin Bieber, cuesta abajo y sin frenos

El joven cantante la vuelve a liar cancelando su segundo concierto en Lisboa, después de que la seman pasada hiciera esperar a sus fans varias horas para iniciar una actuación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Justin Bieber vuelve a estar en el punto de mira. En esta ocasión el joven cantante es protagonista porque ha cancelado uno de sus dos conciertos que se disponía a realizar en Portugal. Y es que el concierto que Justin Bieber iba a dar mañana, 12 de marzo, en el Pavilhao Atlântico de Lisboa ha sido cancelado. En la página web del lugar hay un comunicado en el que pone lo siguiente: 'Debido a  circunstancias imprevistas, Justin Bieber se ve obligado a cancelar la segunda actuación en Portugal, 12 de marzo. El cantante canadiense esta dispuesto a tocar para los fans portugueses el 11 de marzo'.

Parece ser que el concierto previsto para hoy, 11 de marzo, si se va a realizar pero el de mañana no. No sabemos a que se referirán con'circunstancias imprevistas' pero Justin Bieber no está pasando por su mejor etapa. El artista tuvo dificultades respiratorias en el concierto que dio en el O2 Arena de Londres y posteriormente tuvo que ser ingresado en el hospital. No sabemos si este suceso tiene algo que ver con esta repentina cancelación pero no hay más información al respecto.

Los afectados por esta cancelación podrán recuperar su dinero, pero se quedarán con la decepción de no poder ver al ídolo adolescente. Sin embargo este es el segundo feo que Justin Bieber hace a sus incondicionales fans. El joven en uno de sus pasados conciertos llegó dos horas tarde levantando las críticas de los padres de los asistentes que se quejaban de que a ciertas horas ya no hay transporte público para regresar a casa.

Por otro lado a la salida del hospital donde estuvo ingresado, Justin Bieberprotagonizó un pequeño altercado con los paparazzi. Parece ser que uno de ellos increpó al cantante diciéndole que 'debería volver a América' con palabras malsonantes incluidas. Justin perdió los estribos y finalmente se lanzó contra el grupo de paparazzis que le seguía. El incidente no fue a más gracias a que uno de los guardas de seguridad que acompaña al artista pudo frenarle.