Público
Público

Karzai se reúne en Kabul con jefe de el Ejército paquistaní y los talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente afgano, Hamid Karzai, se reunió la semana pasada en Kabul con parte de la cúpula militar paquistaní y un grupo de talibanes aún por identificar, según confirmó hoy a Efe una fuente del palacio presidencial afgano, aunque el Ejército paquistaní negó el encuentro.

La delegación estuvo liderada por el jefe del Ejército de Pakistán, Ashfaq Pervez Kiyani, y el máximo dirigente de los principales servicios del espionaje paquistaní (ISI), el general Ahmed Shuja Pasha, afirmó la fuente.

Ambos acudieron acompañados de un grupo de talibanes, según la fuente de palacio, que sin embargo no pudo precisar las identidades de los insurgentes ni determinar el contenido de las conversaciones.

Este domingo, el canal árabe Al Jazeera había asegurado que entre los asistentes se encontraba el líder insurgente Sirajudín Haqqani, jefe de la red Haqqani, que tiene su centro de operaciones supuestamente en las áreas tribales del oeste de Pakistán.

El grupo Haqqani es una de las tres organizaciones integristas más importantes con presencia en Afganistán, junto a los insurgentes talibanes y la red terrorista Al Qaeda, y ha llevado a cabo en el pasado varios atentados y acciones de calado.

Tanto el portavoz presidencial afgano, Waheed Omar, como el portavoz del Ejército paquistaní, Athar Abbas, dijeron sin embargo a Efe no tener constancia del encuentro.

"La información de AJ (Al Jazeera) no tiene base y ha sido tramada con una intención maliciosa. Las fuentes anónimas citadas no requieren una respuesta formal", afirmó a través de un mensaje de teléfono móvil el servicio de prensa del Ejército paquistaní.

Según distintos analistas afganos, la reunión puede haber sido una contraprestación paquistaní por los ceses este mes del ministro afgano de Interior, Hanif Atmar, y del jefe de los servicios secretos afganos, Amrullah Saleh, ambos muy críticos con la política de Pakistán hacia Afganistán.

Karzai, que organizó a comienzos de junio una asamblea ("jirga") de paz, lleva tiempo intentando abrir vías de negociación con distintos sectores de los insurgentes afganos para poner fin al conflicto armado, que se ha agravado en los últimos años.

En Afganistán hay desplegados unos 130.000 soldados extranjeros -unos dos tercios de ellos, estadounidenses-, a la espera de la llegada de otros 20.000.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció sin embargo el inicio de la retirada de sus tropas para el mes de julio de 2011, lo que ha avivado las especulaciones acerca de lo que pasará en Afganistán a partir de entonces.

Los servicios secretos paquistaníes han considerado tradicionalmente a Afganistán como un país capital para la seguridad de Pakistán, que en el pasado ha tratado de influir en la política de su inestable vecino para obtener "profundidad estratégica".

Según los analistas afganos, con esta mediación entre Karzai y los talibanes -cercanos en el pasado a Islamabad- Pakistán intenta preparar el día después de la hipotética retirada estadounidense y asegurar su influencia futura sobre Afganistán.