Público
Público

Un kebab en Edgware Road

Londres es una ciudad verdaderamente global. Puedes dar la vuelta al mundo sin salir de un barrio. Doblas la esquina y es como si estuvieras en la otra punta del planeta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sin salir de Londres puedes dar la vuelta al mundo. A ochenta mundos si te lo propones. Porque aquí es más fácil encontrarse con un londinense que hable jafaican (híbrido de Jamaica y África) que con un típico cockney. Los Juegos Olímpicos de 2012 subrayarán la vocación multicultural de esta metrópolis. De esta manera, las ciudades más grandes y modernas se están enriqueciendo de forma desordenada y fascinante. Llegar a la capital del imperio y recorrer las diversas comunidades supone un perfecto plan para descubrir cosas nuevas y ser sorprendido a cada paso.

Hay un Londres africano, herencia de aquellos primeros estudiantes de Ghana y Nigeria que hicieron de la ciudad su hogar. Y que también lo es hoy para gente de Sudán, Sierra Leona, Somalia, Zimbabwe, Kenia, Tanzania, Ruanda, Malawi o Chad. Incluso es ya la población africana mucho más grande que su caribeña. Viven en las áreas de Peckham, Hackney, Elephant & Castle, Tottenham y Leytonstone. Un día de densa y británica niebla puedes encontrar ñame, pescado fresco y en salazón, papaya, plátano, maíz, pimienta y salsas picantes, apilados en las tiendas de la calle principal de Peckham. Las ropas y textiles africanos los encontrarás en el mercado de Rye Lane. En el extremo inferior del Tottenham High Road están las peluquerías especializadas y restaurantes típicos. En Leytonstone, los clubes de música africana llenan la noche de frenéticos polirritmos.

Aunque la comunidad china se ha extendido por diferentes partes de Londres, Chinatown, inevitablemente, sigue siendo su centro espiritual, así como una de las mayores atracciones turísticas de Londres. Hace unos años, las nuevas generaciones se mudaron del Barrio Chino a Croydon y Colindale. Desde entonces, Chinatown ya no es una zona residencial, pero conserva sus tiendas, restaurantes, karaokes, galerías y centros de acupuntura. Las celebraciones del año nuevo chino londinense son las más multitudinarias fuera del continente asiático. En febrero dragones, acróbatas y leones toman Trafalgar Square y Leicester Square para festejar el comienzo del año.

La profusión de influencias mutuas entre India, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka y el Reino Unido han provocado que un número creciente de jóvenes asiáticos se están convirtiendo en primeras figuras de las artes británicas - en especial la literatura, la música y el cine. Muchos también se están moviendo fuera de los barrios tradicionales reservados a los asiáticos y están abriendo bares, restaurantes y clubes de moda en las zonas más atractivas de la capital.

Londres también lleva rastas. En agosto no podemos dejar de ir a Notting Hill para sumergirnos en el Caribe más africano y auténtico. Aunque hay otros lugares de innegable impronta caribeña como Peckham, New Cross, Dalston y Lewisham. Sin embargo destacan Brixton en el sur de Londres y Harlesden en el noroeste. Brixton Market es el lugar de Europa donde mayor cantidad de productos afro-caribeños se venden. Ah, y también puedes encontrar peluquerías especializadas y los mejores lugares para el mejor reggae.

El viaje puede continuar de manera frenética e imparable. Descubriendo el Londres judío en Stamford Hill y Golders Green, con sus cafés, restaurantes y bares. Pero sin olvidarnos de que es también una de las principales capitales del mundo árabe; aquí se editan grandes periódicos de lengua árabe y están radicadas varias estaciones de televisión por satélite. Los originarios de Oriente Medio suelen vivir alrededor de Edgware Road (donde puedes disfrutar de los mejores kebabs de Londres), Bayswater y Kensington. Comunidades de Siria, Irak, Irán, Egipto y el Líbano también se han asentado en áreas como la de Shepherds Bush.

También hay una numerosa colonia turca, y griega, y chipriota, y kurda... Y cada una con sus costumbres y gastronomía. Desde el sudeste asiático también han acudido, y aunque los vietnamitas predominan, también lo han hecho desde Malysia, Corea, Tailandia e Indonesia. La inmigración desde Latinoamérica es algo más reciente. Desde Chile, Colombia, Ecuador, Cuba o Brasil llegaron para intentar aprovechar una oportunidad para crear una nueva vida en la abierta ciudad de Londres.

Los irlandeses también han tenido una enorme contribución a la historia de la ciudad. Kilburn -Little Eire o Kilburn County- es el centro de una de las mayores comunidades de origen irlandés fuera de la propia Irlanda. Y al menos 120.000 polacos viven en Londres. Abastecerse de embutidos, pepinillos o vodka no es difícil. También encontrarás portugueses, italianos e incluso españoles. Después de este agotador periplo puede uno relajarse en el Bar Pepito, una tasca española recomendada como una de las mejores novedades de la ciudad por la revista Time Out.


Visit LondonVuelos Madrid-Londres
Vuelos Barcelona-Londres