Público
Público

Koeman ve la luz al final del túnel cuando cumple cien días en Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El técnico holandés Ronald Koeman, que cumplirá el viernes cien días al frente del Valencia, ha empezado a ver la luz al final del túnel, tras tres meses de dinámicas desfavorables, que han cambiado esta semana con el pase a las semifinales de la Copa del Rey y la victoria liguera en Valladolid.

Con el triunfo por 0-2 en el Nuevo Zorrilla, Koeman cierra la trayectoria deportiva de sus primeros cien días como entrenador valencianista, ya que esta semana no hay partidos de competiciones de clubes al jugar la selección española.

Koman se comprometió con el Valencia el 31 de octubre del pasado año y fue presentado como técnico el 2 de noviembre, con lo que empezó a trabajar al frente del equipo, aunque en el primer partido que jugaron tras su llegada, en Liga ante el Mallorca, todavía no se sentó en el banquillo.

Los primeros cien días de Koeman al frente del Valencia han sido especialmente duros, no sólo por el balance global de los resultados que ha obtenido el equipo, sino por el desarrollo de algunas cuestiones extradeportivas que han marcado la historia reciente del club valenciano.

En este sentido destaca la decisión adoptada el pasado 18 de diciembre de que los jugadores Santiago Cañizares, David Albelda y Miguel Ángel Angulo no volvieran a jugar más con el Valencia.

Mes y medio después de la adopción de una determinación que tuvo detractores y muestra de apoyo, pero que sobre todo conmocionó al valencianismo, los tres futbolistas permanecen todavía en la plantilla del Valencia.

Otras decisiones de esta etapa han sido las de los fichajes del holandés Hedwiges Maduro y del argentino Ever Banega, así como la salida del club en calidad de cedidos de Manuel Fernandes y Jaime Gavilán.

Durante esta etapa, el Valencia ha mostrado su mejor imagen en la Copa del Rey, única competición que el equipo ha disputado íntegramente a las órdenes de Koeman, ya que se ha clasificado para las semifinales, en las que se medirá con el Barcelona.

En la Liga de Campeones el equipo perdió cualquier opción a partir, en buena medida, del primer partido en el que el técnico holandés estuvo en el banquillo del Valencia, en el que perdió contra todo pronóstico frente al Rosenborg por 0-2 en Mestalla.

En la Liga el Valencia ha padecido una larga travesía del desierto, con nueve jornadas seguidas sin ganar, racha que truncó el domingo en Valladolid.

En el capítulo de resultados el balance es desfavorable, pues a las órdenes del técnico holandés el Valencia ha ganado siete partidos, empatado cinco y perdido ocho, con un total de diecinueve goles a favor y veintidós en contra.

La gran asignatura pendiente del Valencia de Ronald Koeman es la de los partidos en el campo de Mestalla, donde sólo ha ganado sus tres encuentros de Copa del Rey (ante Real Unión, Betis y Atlético de Madrid) y uno de Liga contra el Murcia, hace ya tres meses.

Lejos de su estadio el Valencia se ha mostrado algo más equilibrado y, sobre todo, ha dejado en los dos últimos partidos el buen sabor de boca que supuso su clasificación en Copa, pese a perder con el Atlético y la trabajada victoria de Valladolid, tras una mejoría sustancial en la segunda parte del encuentro.