Público
Público

¿Tomar mucha leche en adolescencia aumentaría riesgo de cáncer prostático?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Un nuevo estudio indicaque adultos mayores de Islandia que recuerdan haber bebido grancantidad de leche en la adolescencia son tres veces máspropensos a que se les diagnostique cáncer prostático avanzadoque los consumidores de leche más moderados.

"Nuestros datos son realmente sólidos y una pruebaimportante de que la adolescencia es un 'período sensible' parael desarrollo del cáncer de próstata", dijo Johanna Torfadottir,experta en nutrición y estudiante de grado de la Universidad deIslandia.

"Aun así, somos cuidadosos con la interpretación. Lasinferencias causales no se realizan con un solo estudio, por loque se necesita más investigación para confirmar nuestrosresultados y descubrir el mecanismo que podría explicar estaasociación", agregó.

Hasta ahora, los dos estudios realizados sobre cáncer depróstata y consumo de leche en adolescentes llegaron a distintasconclusiones: uno halló que los amantes de la leche estaban dealgún modo protegidos de la enfermedad, mientras que el otro nodescifró relación alguna.

Pero ambos eran pequeños y pudieron no distinguir entretumores avanzados y tempranos, según indicó Torfadottir. Encambio, Islandia ofrece el mejor "experimento natural", segúnescribe el equipo en American Journal of Epidemiology.

El país contaba con poca infraestructura al comienzo delsiglo XX, de modo que los residentes de las zonas ruralestendían a vivir de la tierra. Eso incluía grandes cantidades deleche de animales de la granja en las regiones centrales de laisla, pero escasa cantidad en las villas costeras.

Para el estudio, el equipo utilizó datos de más de 2.200hombres nacidos entre 1907 y 1937. Todos habían sido parte de unestudio clínico realizado en los años 60 y que a comienzos delnuevo siglo habían respondido sobre la alimentación en la niñezy la mediana edad para otro estudio.

El 1 por ciento de los 463 hombres que recordaron haberbebido leche menos de una vez por día en la adolescenciadesarrolló cáncer prostático avanzado o murió por la enfermedaden el cuarto de siglo que duró el seguimiento, comparado con el3 por ciento de los más de 1.800 hombres que habían bebido lechetodos los días en la adolescencia.

La brecha podría explicarse por la frecuencia de lasconsultas médicas, la educación o los alimentos consumidos, comopescado o carne. No obstante, la cantidad de leche consumida notuvo relación alguna con el riesgo de tumores de estadioinicial.

Torfadottir dijo que existen distintos mecanismospsicológicos que podrían explicar la relación detectada, peroque en este momento son pura especulación.

"Con estos resultados solamente, no podemos recomendar quelos varones adolescentes modifiquen la alimentación. Estamosanalizando el riesgo de desarrollar una enfermedad, el cáncer depróstata, y, obviamente, deberíamos considerar otras cuestiones,como la salud ósea", expresó.

El doctor Matthew Cooperberg, urólogo de la University ofCalifornia en San Francisco, coincidió: "Sería prematuro decirque tomar leche causa cáncer prostático. Podemos hablar de unaasociación, pero es difícil probar causalidad".

Cooperberg aconsejó no dudar en consumir leche. "Brindamuchos beneficios en la adolescencia", finalizó.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 20 dediciembre del 2011