Público
Público

Libertad de los dos cooperantes españoles secuestrados, sin confirmación oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos cooperantes españoles secuestrados el pasado 29 de noviembre en Mauritania por Al Qaeda en el Magreb Islámico, Albert Vilalta y Roque Pasqual, han sido liberados este domingo, según han informado medios de comunicación árabes, si bien el Gobierno dice que trabaja para ello y espera "un final feliz".

El canal de noticias árabe "Al Arabiya" y la página web mauritana "Sahara Media" se hicieron eco de esa liberación e, incluso, "Al Arabiya" anunció que se ha pagado un rescate de entre cinco y diez millones de euros y que ha sido posible gracias a la reciente extradición a Mali de Omar Uld Sid'Ahmed Uld Hame, más conocido como Omar Saharaui, condenado a doce años de prisión en Mauritania por su participación en el secuestro.

Sin embargo, el Gobierno afirma que la liberación aún no se ha producido y que trabaja por que haya "un final feliz", para lo que ha pedido discreción y responsabilidad "a todos".

A pesar de que el Ejecutivo no confirma esa libertad de Vilalta y Pasqual, la vicepresidenta Primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha telefoneado al presidente del PP, Mariano Rajoy, para informarle de la situación, según fuentes de este partido, que han declinado hacer público el contenido de esa conversación.

A la espera de la confirmación oficial de su puesta en libertad están también numerosos medios de comunicación ante la sede de la ONG Barcelona Acció Solidaria (BAS), de la que forman parte los dos cooperantes, así como varios de sus miembros y dirigentes.

Según los medios africanos que anunciaron la liberación de Vilalta y Pasqual, éstos están todavía en Mali a la espera de gestiones que les traigan a España a través de un mediador, cuya identidad no desvelan.

Precisamente fue en este país donde se produjo la liberación de su compañera, Alicia Gámez, el pasado 10 de marzo y desde allí viajó a la capital de Burkina Faso para embarcar en un avión con dirección a España.

Gámez fue liberada en el norte de Mali después de más de tres meses de cautiverio y viajó desde la ciudad maliense de Gao hasta Uagadugu, la capital de Burkina Faso.

Desde allí, Alicia Gámez partió de inmediato hacia España, en un avión donde le esperaba la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, y su hermano Germán, que aterrizó en Barcelona.

En la primera comparecencia para confirmar la liberación, la vicepresidenta Primera del Gobierno aseguró que el fin del secuestro había sido "fruto del esfuerzo y de las gestiones realizadas por los servicios diplomáticos y de inteligencia españoles" y de la colaboración prestada por otros países.

De la Vega insistió en que el Ejecutivo no había pagado rescate por su liberación.

Ya en Barcelona, la cooperante liberada tampoco ofreció detalles de su cautiverio y se limitó a expresar el deseo de que sus compañeros fueran liberados en breve.

El secuestro de los dos cooperantes catalanes se ha convertido en el más largo perpetrado en la zona del Sahara por la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) al cumplirse 267 días de su cautiverio.

Esta acción superó el triste récord que mantenía un matrimonio austríaco que estuvo ocho meses y ocho días en manos de este grupo terrorista, en el sur de Túnez.

Wolfgang Ebner y Andrea Kloiber fueron capturados el 22 de febrero de 2008 y puestos en libertad el 30 de octubre, por lo que dejaron anotados 252 días de cautiverio.

La red de Al Qaeda en el Magreb secuestró a los tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidaria el 29 de noviembre de 2009 en la principal carretera de Mauritania cuando iban en uno de los vehículos del convoy que transportaba ayuda humanitaria a Senegal.

Se sospecha que Vilalta y Pascual hayan estado en algún punto del desierto de Mali, uno de los países donde AQMI ha intensificado su actividad en los últimos años.

Los tres se unen a los 51 cooperantes españoles secuestrados en los últimos catorce años mientras participaban en misiones humanitarias en Somalia, Brasil, Sierra Leona, Colombia, Ecuador, Chechenia, Gaza y Mauritania, en su mayor parte por grupos guerrilleros y rebeldes.